Protocolo

Narbona anuncia un Plan de incentivos para favorecer el cumplimiento de Kioto

La futura ministra de Medio Ambiente del Gobierno del PSOE, Cristina Narbona, ha anunciado hoy que el próximo Ejecutivo elaborará un plan de incentivos para impulsar a las empresas a que cumplan con los compromisos derivados del Protocolo de Kioto.

Narbona adelantó que desde el Gobierno trabajará personalmente para cumplirlo y para que todos los sectores implicados asuman sus compromisos, y para ello creará "un marco general de incentivos, para propiciar que las empresas avancen en la dirección obligada".

Por otra parte, la dirigente socialista denunció que el actual Ejecutivo en funciones del PP ni siquiera había elaborado un borrador del Plan Nacional de Asignación (PNA) de derechos de emisiones contaminantes para presentar hoy ante la Unión Europea, como era obligado. Según comentó, los informes entregados al PSOE el viernes demuestran que el Ministerio de Economía sólo tenía trabajos técnicos de base, que no son presentables por sus múltiples carencias. "Aunque no hubiera un cambio de Gobierno, el actual no hubiera podido entregar a Bruselas el plan, ni siquiera un borrador", lamentó.

"Giro absoluto"

La secretaria de Medio Ambiente de la Ejecutiva del PSOE y próxima ministra, desde que Zapatero oficializara ayer su propuesta, aseguró que el Ejecutivo no había realizado las consultas obligadas con sindicatos y con organizaciones sociales y ecologistas, y tampoco con el resto de Ministerios. "Hay un déficit de participación que una vez que formemos Gobierno vamos a solucionar", aseguró, antes de prometer que dará "un giro absoluto" a la política actual para cumplir Kioto y restar preocupaciones a quienes lo ven incompatible con el crecimiento económico.

A su juicio, España tiene muchas oportunidades para avanzar en materia de competitividad en energías renovables, en innovación y en desarrollo tecnológico para cumplir con los compromisos asumidos. La futura ministra admitió que el nuevo cargo supondrá "un reto enorme", pero se mostró dispuesta a trabajar mucho por el medio ambiente y para conseguir que España deje de ser el país con más infracciones ambientales de la UE.