EDITORIAL

El modelo Gallardón

El alcalde de Madrid, Alberto Ruíz Gallardón, ya tiene listo el proyecto de reforma de la circunvalación M-30. El coste estimado es de 3.900 millones de euros y, siguiendo la tradición implantada durante sus años como presidente de la Comunidad de Madrid, Gallardón quiere que sea gestionado por una empresa que será semi-privada tan pronto como se haya completado la primera fase de las obras. Los socios privados cobrarán un canon por el mantenimiento de la vía, que será abonado por el consistorio.

El alcalde popular continúa así una práctica que le permite elevar el endeudamiento sin que compute como déficit. Lo hizo en el proyecto de la ampliación del Metro, y algunos se quejaron entonces de que recurría a la 'ingeniería financiera'. Pero la fórmula recibió un dictamen favorable de las autoridades de Bruselas, con lo cual cabe esperar que se utilice cada vez más, a pesar de su dudoso rigor.