Resultados

Nivea y el saneamiento del Dresdner devuelven los beneficios a Allianz

Allianz, la mayor aseguradora de Europa, volvió a números positivos en 2003, con unos beneficios netos de 1.600 millones de euros, tras haber registrado pérdidas el año anterior por 1.200 millones. Pese a que las cuentas del ejercicio son buenas, el resultado fue inferior a lo que esperaban los analistas, que habían calculado uno que oscilaría entre 1.548 y 2.187 millones, lo que de media suponía 1.943 millones.

La aseguradora registró en 2003 unos beneficios antes de impuestos de 2.528 millones de euros, frente a las pérdidas brutas de 1.309 millones de euros del año anterior. En 2002 Allianz tuvo unas pérdidas netas 1.200 millones de euros, sus primeros 'números rojos' después de la Segunda Guerra Mundial.

El grupo germano explicó hoy en un comunicado de prensa que estos resultados señalan "que la consolidación de las medidas introducidas en el programa 3 Plus 1" ha tenido efectos, entre ellos, el ahorro de costes administrativos por un monto de 1.900 millones de euros. Allianz subió el pasado año los ingresos por primas hasta los 85.000 millones de euros, un 2,8% más que en 2002. Además, las desinversiones han jugado un papel "fundamental" en la vuelta al beneficio. La más importante, explica Allianz, la venta de su participación del 40% en la empresa de bienes de consumo Beiersdorf, fabricante de la conocida marca Nivea, por la que obtuvo unos ingresos de 2.800 millones de euros.

El impacto negativo del Dresdner

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta Allianz es su división bancaria, integrada principalmente por Dresdner Bank, y que registró una pérdida operativa de 357 millones en 2003, frente a la pérdida de 1.600 millones en 2002. Este éxito ha sido determinante para el saneamiento de las cuentas de la aseguradora, y por ello tiene previsto seguir recortando gastos en esta división bancaria para mejorar el beneficio operativo. Los costes de reestructuración del banco alemán ascendieron a 840 millones de euros.

Mantiene el dividendo

Allianz propondrá en la próxima junta general de accionistas el pago de un dividendo por acción de 1,50 euros, la misma cantidad que en 2002.