Masacre en Madrid

El turismo, golpeado de nuevo por el terrorismo a gran escala

Convalecientes aún de los efectos que tuvieron los atentados del 11 de septiembre de 2001, las guerras de Afganistán e Irak y la epidemia de neumonía atípica, las empresas que forman parte del mercado turístico pueden verse de nuevo seriamente afectadas ante el temor de que los atentados de Madrid formen parte de un terrorismo mundial. El primer síntoma se dejó notar ayer en los valores bursátiles de hoteleras y aerolíneas, que acumularon las mayores caídas, después de que el jueves se hiciera público el comunicado de Al Qaeda, atribuyéndose la autoría de los atentados.

También algunos touroperadores europeos, que traen millones de turistas a España cada año, mostraron su preocupación de repetir una situación similar al 11 de septiembre. Mientras, la asociación alemana de agencias de viaje vaticinaba durante la celebración de la Feria Internacional de Turismo de Berlín (ITB) que este nuevo escenario 'tendrá repercusiones muy negativas para el sector turístico mundial'.

En cuanto a España, los analistas advierten que pueda perder su condición de destino protegido frente a los sustos del terrorismo. Un problema que puede tener severas consecuencias en Semana Santa. También avisan de cancelaciones o retrasos en las reservas de viajes.

Los empresarios españoles no opinan lo mismo. Felipe González Abad, director general de Savia Amadeus, considera que 'el mercado español es muy sólido para que se cambie las tendencia de los turistas, principalmente europeos, que repiten estancia en nuestro país cada año'. Ni en Amadeus ni en las agencias de viaje 'han registrado cancelaciones de reservas para vacaciones', aunque sí se anularon los viajes de la gente que llegaba a Madrid el mismo jueves del atentado.

José Maciñeiras, presidente de la Asociación de Agencias de Viaje Españolas (Aedave), dice que 'lamentablemente la gente está asimilando el riesgo al terrorismo en todas las partes, no sólo en España, por lo que los turistas seguirán viniendo'.

La Asociación Española de Compañías Aéreas (AECA) considera que el posible impacto del atentado será pequeño dado que no se ha producido en zonas turísticas.