Telefónica

El mercado, prudente ante las últimas compras de Telefónica

Los analistas consideran positivamente la compra del 100% de Bellsouth en Latinoamérica por parte de Telefónica. Pero el volumen de trámite burocrático pendiente impide que las acciones coticen la operación. En dos días, los títulos de Móviles han perdido un 0,88% y los de la matriz, un 0,98%.

Aún es demasiado pronto. Los analistas no dudan de que la adquisición de Bellsouth supone un salto cualitativo impresionante para Telefónica: pasará de 30,3 a 40,8 millones de clientes en el negocio regional de telefonía móvil y de un grado de penetración del 24,8% al 33,8%. El problema es que, al estar pendiente de la aprobación de las autoridades de competencia de hasta 13 países, el horizonte para la conclusión del negocio se alarga cerca de un año, demasiado tiempo para que las acciones coticen ya la adquisición.

'No es que haya falta de visibilidad, es que se abre un plazo muy largo', admite Icíar González, de Safei. El precio está fijado en 5.850 millones de dólares, unas 6,7 veces el beneficio bruto operativo estimado para la división de Bellsouth. Pero quedan aún muchos asuntos pendientes. 'No obstante, la valoración es positiva', matiza la analista de Safei, que considera 'interesante' comprar acciones de Telefónica, aunque no de la filial de Móviles.

Los analistas prefieren a la matriz, porque ésta tiene una parte estructural de ingresos a través de la telefonía fija e incorpora el potencial de crecimiento del segmento de móviles. 'Telefónica es atractivo a medio y largo plazo, es uno de los valores con más potencial en Europa', explica Iván San Félix, de Intermoney. El experto objeta que la compra debe suponer el final de la estrategia de expansión y que lo conveniente ahora es consolidar el negocio.

TELEFÓNICA 6,91 2,34%

Los analistas tampoco olvidan el riesgo que supone hacer de América Latina una pata central en los ingresos: 'El rating estará en línea con el sector, sobre la base de que el mayor riesgo de ejecución derivado de Latinoamérica mermará el crecimiento de la acción a corto plazo', explica Goldman Sachs en un informe. Merrill Lynch mantiene una recomendación neutral sobre Móviles y de comprar respecto a Telefónica.

Móviles multiplica su riesgo

La operación con Bellsouth representa para la filial de móviles de Telefónica cruzar una frontera que hará que del segmento latinoamericano la piedra angular de su negocio. 'América Latina tiene ahora mismo unas buenas perspectivas', señala Juan María Soler, de Sabadell Banca Privada. 'Su potencial de crecimiento es mayor que el de otros mercados emergentes', argumenta Soler, que reconoce que la fuerte exposición a América Latina aumenta el riesgo para el valor.

Merrill Lynch explica en un informe que, de concluir la operación, la base local de clientes de Móviles pasaría de representar un 54% en 2003 a un 42% en la actualidad. La progresión continuará hasta que, en 2008, el porcentaje de clientes locales quedará reducido al 30% del total del negocio de la compañía.

El banco estadounidense estima que el número de abonados de Telefónica crecerá un 90% durante los próximos cinco años y pasará de 36,4 millones a 69,4. Las cifras contrastan con las previsiones iniciales de Merrill Lynch, que estimaban en 46,8 millones el número de suscriptores de Telefónica en 2004.