Resultados

L'Oréal ganó un 16,7% más en 2003 y aumenta el dividendo

El líder mundial en cosmética y productos capilares, L'Oréal, anunció hoy que su beneficio neto ascendió a 1.499 millones de euros en 2003, lo que supone un avance del 16,7% sobre 2002, pese a un entorno económico y monetario "excepcionalmente desfavorable", según la compañía. El beneficio neto de explotación, que sirve de base para calcular el beneficio neto por acción, se situó en 1.653 millones de euros, un avance del 13,5% sobre el ejercicio anterior.

Los resultados de L'Oréal, que cumple así su objetivo de un crecimiento de dos dígitos, por decimonoveno año consecutivo, superan las expectativas de los analistas. El beneficio neto por acción se situó en 2,45 euros, un avance del 13,5%, señaló el grupo, que propone el pago de un dividendo de 0,73 euros por título, un 14,1% más que en 2002. Por el contrario, la facturación bajó un 1,8%, hasta los 14.029 millones de euros, pero a perímetro y tipos de cambio constantes creció un 7,1%. El impacto de las fluctuaciones de los tipos de cambio tuvo un efecto negativo del 9% en el volumen de negocios, indicó la empresa.

No se arriesga a dar previsiones

L'Oréal no hizo previsiones para sus resultados en 2004, al anunciar las cifras de 2003 en un comunicado. "El éxito de los nuevos productos, las brechas internacionales abiertas por nuestras marcas y los progresos espectaculares en los mercados emergentes han permitido a L'Oréal conocer otro año de fuerte progresión de su actividad", señaló el presidente del grupo, Lindsay Owen-Jones.

Agregó que esta dinámica, combinada con el control de los gastos, ha permitido una "mejora importante" de la rentabilidad del grupo, "pese a un entorno económico y monetario excepcionalmente desfavorable". Lindsay-Jones recalcó que los resultados, sumados al "fuerte" potencial del mercado cosmético y la "exposición creciente del grupo a mercados nuevos", respaldan su confianza en el "modelo de desarrollo" de la empresa. "En el momento en que clarificamos nuestra misión y la estructura de nuestro accionariado, reafirmamos nuestras ambiciones", concluyó.

Nestlé se convertía, a principios de este mes, en el segundo accionista de la multinacional francesa por detrás de la familia Bettencourt, que posee el 27,5% del capital. Esta posición surge tras la fusión de L'Oréal y Gesparal (la sociedad conjunta de Nestlé con los Bettencourt). El grupo alimentario tendrá el 26,4% del líder en cosmética, a la espera de que sus accionistas lo aprueben el próximo 29 de abril.

Además, la francesa publica resultados en plenas turbulencias causadas por la opa que Sanofi ha lanzado sobre Aventis. Los expertos creen que un triunfo de Sanofi puede beneficiar a la compañía de cosmética, ya que tiene un 19,5% del capital de la farmacéutica.