Farmacia

Aventis inicia la defensa contra la opa de Sanofi

El presidente de Aventis, Igor Landau, aprovechó ayer la presentación de sus resultados de 2003 para dar cuenta de las primeras medidas defensivas frente a la opa hostil de Sanofi-Synthélabo. La farmacéutica francoalemana recomprará acciones y venderá activos no estratégicos. 'Aventis no necesita a Sanofi, pero Sanofi sí necesita a Aventis', fue su mensaje. El laboratorio registró unas ganancias de 2.444 millones, pero las ventas cayeron un 4,5%.

Antes de presentar los resultados de la compañía, el presidente de Aventis, Igor Landau, debió leer ayer en Le Figaro las declaraciones de Jean-François Deheq, presidente de Sanofi-Synthélabo. 'Miro cada mañana, pero no veo venir nada', declaró Deheq al diario galo, en referencia a la posibilidad de que otra farmacéutica acuda en ayuda de Aventis. 'Es extremadamente difícil que un laboratorio estadounidense se presente como caballero blanco', añadió el directivo de Sanofi, que hace 10 días lanzó una opa hostil sobre el laboratorio francoalemán.

'No puedo entender qué puede necesitar Aventis de Sanofi, pero estoy seguro de que Sanofi necesita a Aventis', subrayó Landau en la presentación de resultados realizada en Londres. La oferta de Sanofi es 'totalmente inadecuada', y advirtió a los accionistas de Aventis de los riesgos que correrían si decidieran acudir, aunque no descartó hipotéticas fusiones con otras compañías.

Para el máximo responsable de Aventis, el laboratorio tiene una estrategia de cara al futuro 'mucho mejor' que la presentada por Sanofi a través de su oferta de adquisición. Landau vaticinó un incremento de las ventas entre 2005 y 2007 superior al 10% -algo que, precisó, se lograría con la venta de productos 'no estratégicos'- y anunció un 'nuevo programa de recompra de acciones de 2.000 o 3.000 millones' que finalizará en 2005. Las acciones de Aventis cayeron ayer un 0,32%, mientras que las de Sanofi aumentaron un 1,87%.

Menos ventas, más beneficios

Con la oferta de Sanofi encima de la mesa, Landau dio cuenta de los resultados obtenidos por Aventis en 2003.

El beneficio alcanzó los 2.444 millones de euros, lo que supone un aumento del 17,5% respecto a los 2.081 millones de euros del pasado año. Las ventas fueron valoradas en 16.791 millones, un 4,5% menos que en 2002, aunque excluidos los efectos del cambio de moneda la facturación se incrementaría un 5,9%.

Las ventas del fármaco contra la alergia Allegra, el de mayor éxito de Aventis, cayeron un 17% por la competencia genérica. Un tribunal de Nueva Jersey investiga si de hecho Aventis ha perdido la patente de su droga más vendida. Según fuentes consultadas por la agencia Bloomberg, Aventis estaría ya dialogando con la sociedad de capital riesgo estadounidense Blackstone para vender los derechos de Allegra.

El presidente de Sanofi subraya que nadie viene en ayuda de la empresa que ambiciona