Endeudamiento

Las desinversiones permiten a Fenosa reducir su deuda un 9%, 400 millones más de lo previsto

Unión Fenosa, la tercera eléctrica más grande de España, ha anunciado hoy que, en 2003, recortó más de lo previsto su deuda, casi un 9%, hasta 6.100 millones de euros, informa Reuters.

"Vamos por delante del programa de reducción de deuda [En el 2003 la redujimos a] algo más de 6.100" millones, explicó en rueda de prensa el presidente de la eléctrica, Antonio Basagoiti. Recientemente, la eléctrica había adelantado en una conferencia con inversores que sus obligaciones no superarían los 6.200 millones este año, desde una estimación previa de 6.500.

La caída en el endeudamiento ha sido fruto de un programa de desinversiones que incluyó la venta del 80% de su filial de energías renovables al grupo italiano Enel, así como del 50% de su unidad de gas a ENI. Estas operaciones le permitieron recortar este año en cerca de 1.900 millones su endeudamiento, cuando a finales de septiembre ascendía a 6.720 millones.

Con un valor de mercado que ronda los 4.400 millones, Fenosa se comprometió a recortar su endeudamiento a cerca de 5.000 millones a finales del 2007, desde los 7.464 que tenía a 31 de marzo de 2003. El peso de su endeudamiento y su exposición a problemáticas economías latinoamericanas como la colombiana o la dominicana penalizaron la acción de Fenosa en el 2002, cuando retrocedió un 31%.

Reparto "equitativo" de derechos

Otro capítulo tratado hoy por el presidente de Unión Fenosa, Antonio Basagoiti, ha sido el de los derechos de emisión de gases de efecto invernadero, para los que reclama dal Gobierno una reconsideración en pro de la competitividad de las empresas. Economía tenía previsto concluir hoy la ronda de contactos con los distintos sectores económicos para elaborar el futuro Plan Nacional de Asignación de Derechos de Emisión, que debe estar listo para finales de marzo.

"Lo que tiene que hacer es irse adaptando gradualmente a fuentes más eficientes. No se puede prescindir de golpe de lo que hay. Queremos esa gradualidad", exigió. El sector eléctrico está dividido sobre el modo de reparto, tal como se puso de manifiesto en la reunión que mantuvo recientemente con la directora general de Desarrollo Industrial, Belén Cristino. Fenosa, Endesa e Hidrocantábrico defienden hacerlo en función de las capacidades de generación que existen actualmente, mientras Iberdrola y los nuevos entrantes apuestan por una asignación mirando hacia el futuro y ajena a la actual.