Virus

Microsoft levanta una web alternativa y logra mantenerse inmune a 'MyDoom'

Microsoft ha abierto una segunda página web(https://information.microsoft.com) ante el riesgo de que su sitio en Internet corra la misma suerte que el de el Grupo SCO, que el pasado domingo cedió al ataque del virus MyDoom. Por ahora, surte efecto.

Este gusano apareció la semana pasada y ha convertido ya a un millón de ordenadores de todo el mundo en máquinas programadas para lanzar millones de datos contra una dirección de Internet determinada. Mydoom

estaba programado para disparar hoy continuas oleadas de datos que debilitaran el sitio en la Red del líder del software, pero cuando eran las 19.00 (hora española), no había impacto visible online de un contagio o debilitamiento, por lo que parece que la fórmula que ha usado la compañía, así como las precauciones técnicas que ha tomado, estarían manteniéndola inmune.

El hecho de que MyDoom esté programado para atacar a las empresas promotoras de los sistemas operativos Unix y Windows hace pensar a los investigadores que ha sido creado por algún defensor de los sistemas de código abierto. En un primer momento, se sospechó de que el origen del virus estaba en Rusia dado que las primeras infecciones se produjeron en ese país. Sin embargo, este extremo aún no se ha confirmado.

Tanto SCO como Microsoft han ofrecido 250.000 dólares de recompensa por datos que puedan llevarles a descubrir al autor del virus. Un portavoz de la empresa creadora de Windows no dudó en calificar de "criminal" el diseño de MyDoom.

La estrategia de lanzar una web alternativa ante el ataque del virus también la empleó SCO. Tras clausurar su página web (www.soc.com) lanzó otra (www.thescogroup.com) a la espera de que el ataque contra su dirección habitual termine.

Desde su aparición, el virus ha infectado ya más de un millón de ordenadores, según una estimación de la sociedad finlandesa de seguridad informática F-Secure. "Se trata del ataque de denegación de servicio más importante de todos los tiempos", asegura en un comunicado.