CincoSentidos

Los conductores no pueden reciclarse

A principios de año Tráfico informaba de la posible pérdida del permiso de conducir con carácter indefinido. 'La nueva ley (reforma del régimen sancionador de la ley de seguridad vial) prevé la revocación del permiso para los conductores que sean sancionados en firme por la comisión de tres infracciones muy graves', decía la nota de prensa. Sin embargo, la nota reseñaba igualmente una salida para evitar la pérdida del carné: realizar un curso de reciclaje. Con ello, la revocación (obliga a volver a examinarse) se permuta por un año de retirada del permiso.

Lo curioso de esta reforma es que no es nueva, pues ya se estableció en 2001, como resalta Juan José Gil, de la patronal de transporte Fenadismer. Pero más paradójico es que en estos momentos ningún conductor puede someterse a cursos de reciclaje, y por tanto evitar la revocación, por el simple motivo de que tras dos años desde su aprobación legal, el Gobierno no ha sido capaz de regular una fórmula.

Gloria Vinader, asesora jurídica del Race, declara que los rumores de una aprobación inmediata de estos cursos fueron muy intensos en los últimos cinco o seis Consejos de Ministros. Sin embargo, las elecciones lo trastocan todo. Las fuentes consultadas apuestan a que no habrá regulación hasta ver quién ocupa La Moncloa.

Los cursos de reciclaje ya se recogen en la Ley 19/2001, de 19 de diciembre, de reforma de la ley de seguridad vial. En una adicional se estableció su desarrollo reglamentario y desde entonces son muchos los rumores y la confusión. El sector ni siquiera sabe a ciencia cierta cuál será el vehículo normativo. Aunque se apunta a que se aprovechará el reglamento de conductores, que lleva dos años de retraso, también se habla de otras posibles normas. Al final, según fuentes del Ministerio del Interior, todo indica que será a través del reglamento de conductores.

A este respecto, el director general de Tráfico, Carlos Muñoz Repiso, declaró a este diario: 'Nosotros ya hemos finalizado el reglamento de conductores'. Pero ante la pregunta de cuándo será aprobada, Repiso se limitó a encogerse de hombros. Y es que distintas fuentes resaltan el enfrentamiento entre Tráfico y el Ministerio del Interior. En este ambiente, la decisión está ahora en manos de la Subsecretaria del Interior, al margen de la DGT.

Quizá eso explique la desinformación del sector. Según Fenadismer, en verano de 2002 Tráfico les remitió un borrador de reglamento exclusivo sobre cursos de reciclaje (y no el de conductores). Vinader, del Race, también apunta a un reglamento específico de reciclaje.

Fenadismer solicitó al Gobierno en aquella ocasión que las patronales de transportistas pudiesen impartir reciclaje. Los sindicatos también quieren esta posibilidad y alegan un trato diferenciado para los profesionales del volante frente al resto de conductores. Los clubes de automovilistas también quieren impartir reciclaje. Pero ni unos ni otros han obtenido respuesta.

Eugenio de Dobrynine, responsable jurídico del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), declara que hace seis meses recibieron un borrador del reglamento de conductores, el tercero, pero en él nada se aclaraba de los futuros cursos. Las incógnitas persistirán hasta después de las elecciones.

Infracciones muy graves

La revocación (pérdida indefinida) del carnet se produce ante tres infracciones muy graves cometidas en dos años.

¦bull; Conducir bajo efectos del alcohol o estupefacientes.

¦bull; Negarse a pasar el test de alcoholemia.

¦bull; Conducción temeraria.

¦bull; Ocupación de un 50% por encima de las plazas autorizadas.

¦bull; Sobrepasar en un 50% la velocidad máxima, siempre que sea al menos 30 km por hora.

¦bull; Circulación en sentido contrario.

¦bull; Competiciones o carreras no autorizadas.

¦bull; Exceso en un 50% en los tiempos de conducción para profesionales.

Autoescuelas sí, pero algo más

Dentro de la confusión general respecto a los cursos de reciclaje lo único seguro es que las autoescuelas estarán entre los elegidos para impartirlos. Así lo señalan desde el Ministerio del Interior e inciden en que el reciente reglamento de autoescuelas, de octubre de 2003, les atribuye esta función. Sin embargo, llegó incluso a pensarse que se podrían quedar fuera. En definitiva, a los conductores que cometan tres infracciones muy graves no les valdrá de mucho repasar el código de la circulación. Por tanto, la formación deberá diferenciarse de la que se imparte actualmente en las autoescuela.

Tanto clubes de automovilistas como patronales y sindicatos de conductores han solicitado a Tráfico que se les incluya entre los futuros recicladores.

Pero además de quién los impartirá, la duda está en el modelo y el contenido de los cursos. Porque el problema no está en el conocimiento de las normas. Hay otros aspectos que tienen que ver con la sicología del conductor que comete infracciones muy graves o con la sociología y la educación. Por tanto, los cursos deben ir más allá.

También se comenta que los ayuntamientos organicen los cursos y sus policías municipales sean quienes los impartan.

En Alemania, Portugal, Gran Bretaña, Holanda y Bélgica ya se realizan y pronto en Francia, aunque en cada caso es diferente.