Estudio

El 20% de los altos cargos desconoce la amistad en el lugar de trabajo

La tercera parte de los directivos no considera importante tener buenas relaciones en la empresa. Un 37% reconoce que no recibe a menudo ayuda de otros ejecutivos. A esta conclusión llega un estudio de la consultora Krauthammer International sobre la confianza y los problemas en el ámbito laboral.

La confianza en el trabajo es un elemento decisivo para el éxito de las empresas, al menos es lo que explican los expertos. Pero la teoría, en ocasiones, no acompaña a la práctica. Lo confirma la consultora de recursos humanos Krauthammer International en un estudio sobre confianza y problemas en el ámbito laboral, elaborado entre más de 500 directivos de empresas procedentes de 14 países, y que revela que el 31% de los encuestados no considera importante tener una buena relación con sus compañeros. El 20% de los directivos encuestados asegura que no tiene amigos en el lugar de trabajo.

Entre las acciones más frecuentes para fomentar la confianza destaca recibir y prestar asistencia y ayuda, dar y recibir consejos de los demás y revelar información de interés a los compañeros. Sin embargo, esto no es siempre así, ya que un 37% declara que no recibe ayuda y asistencia de sus colegas; un 25% se reserva a veces información que puede ser interesante para éstos, mientras el 20% no valora nunca, o casi nunca, los consejos de los demás. æscaron;nicamente, el 4% ofrece críticas constructivas a sus compañeros. Aquellas acciones que implican un riesgo para la imagen o para los resultados de uno mismo son las que menos se practican. Estas acciones son: aceptar cambios en las propias decisiones (5,3%) y felicitar en público en una reunión (4,4%).

Las felicitaciones se realizan más bien en privado y tampoco suelen hacerse muy a menudo; tan sólo un 3% declararon hacerlo siempre, frente al 18% que rara vez o nunca felicita a un compañero. De todos los países que forman parte de la investigación, los franceses son los menos efusivos a la hora de hacer cumplidos.

El 70% de los encuestados delega frecuentemente responsabilidades en otros compañeros, pero, frente a un problema o error, al 27,4% le cuesta asumir la responsabilidad y prefiere echar la culpa a otro. Uno de cada cinco directivos interrogados afirma que las relaciones laborales no derivan en relaciones personales o de amistad. Sólo el 50% realizan esfuerzos para crear condiciones que permitan el desarrollo de la confianza.

Por países, en Escandinavia, Francia o los Países Bajos las relaciones son laborales. Sin embargo, los directivos españoles o suizos sí tienden la mano para crear lazos personales. Adolfo García, director de Krauthammer España, afirma que la confianza en el puesto de trabajo es importante para el buen funcionamiento de la organización y el cumplimiento de objetivos.