Reunión

El consejo de Aventis recomendará previsiblemente no acudir a la opa de Sanofi

El Consejo de los laboratorios farmacéuticos Aventis se reunirá hoy, dos días después de que la dirección rechazara oficialmente la opa hostil lanzada por la francesa Sanofi-Synthélab, por unos 48.000 millones.

Todo apunta a que hará un llamamiento a los accionistas para que no acudan a una oferta que consideran poco atractiva y peligrosa para la plantilla, que podría verse mermada en un 12%, con el recorte de hasta 12.000 empleos, según advirtió ayer la propia Aventis. Le Figaro adelantó que su presidente, Jürgen Dormann, y el vicepresidente Jean-René Fourtou recomendarán rechazar la oferta.

El consejero delegado, Igor Landau, ha expresado en declaraciones recogidas por Reuters que, de querer una alianza estratégica, hay muchas combinanciones posibles para reforzar su compañía, alejadas de la de Sanofi. Una de esas opciones sería recurrir a ese caballo blanco que los analistas ven poco probable y que Aventis aún no vislumbra en el horizonte.

El rechazo de Berlín

El diario Handelsblatt va más allá y asegura hoy que el Gobierno alemán está buscando un mejor postor que evite la absorción del consorcio germano-francés y la supresión de puestos de trabajo que presiente en territorio germano. La noticia concreta que el canciller Schröder se reunirá hoy con Jacques Chirac, cuyo ministro de Economía ha respaldado públicamente la fusión de Sanofi y Aventis por sus beneficiosas consecuencias en I+D, con el fin de bloquear la operación. No obstante, un portavoz gubernamental desmintió esa información a Efe.

Con todo, el ministro alemán de Economía, Wolfgang Clement, ha hecho hincapié en que el Ejecutivo tiene "un gran interés" en que no se debilite la estructura de producción de Aventis en Alemania, sino todo lo contrario. Roland Koch, primer ministro del Estado federado de Hesse, donde se ubican las plantas de producción de Hoechst (socio que se fusionó con Rhone-Poulenc para crear Aventis en 1999), calcula que la región de Rin-Meno verá peligrar 9.000 empleos por la opa.

Novartis y Roche podrían ser las próximas

El principal accionista individual de Novartis, Pierre Landolt, ha reabierto el debate sobre lo deseable de una fusión entre los dos principales grupos suizos del sector químico farmacéutico. "Es preciso que Novartis y Roche se hablen un día. Creo que es lógica una aproximación, sobre todo en un mercado tan poco concentrado", explica Landolt, que posee el 3% de Novartis, en declaraciones a Bilan. El máximo responsable, Daniel Vasella, predijo ya que 2004 es el año de las fusiones en el sector y aplaudió la opa de Sanofi. En 2003, la número uno suiza aumentó su participación en Roche del 32,7 al 33,3%, el umbral crítico para lanzar una opa, y los especialistas prometen que está a punto de anunciarse la boda.