UE

Bruselas cree que Francia podría volver a incumplir el Pacto de Estabilidad en 2005

La Comisión Europea ha advertido hoy al Gobierno francés de que sus planes para reducir el déficit público excesivo por debajo del techo máximo del 3% del Producto Interior Bruto (PIB) para 2005, "corren serios riesgos".

El Ejecutivo comunitario ha adoptado una recomendación al Consejo de ministros de Economía y Finanzas (Ecofin) de la UE sobre la actualización del programa de estabilidad de Francia para el periodo 2003-2007 en la que vuelve a considerar "insuficientes" los recortes del déficit previstos. Además, la Comisión ha aprobado sus recomendaciones relativas a los programas de estabilidad actualizados de Italia, Holanda, Irlanda, Luxemburgo y Grecia, así como al programa de convergencia del Reino Unido, país que no pertenece a la moneda única.

Por encima de lo previsto en 2003

Francia, cuyo déficit público se situará durante tres años (2001-2004) por encima del 3%, se ha comprometido a situarlo en los niveles permitidos en 2005, pero para la Comisión Europea este objetivo sigue rodeado de "riesgos". Por ahora, parece que va a incumplir sus previsiones de conseguir el 4% de déficit en 2003. Hoy el Gobierno francés ha anunciado que esta cifra ascendió a 56.960 millones de euros, en torno a 1.000 millones de euros más de lo que previsto, y unos 11.000 millones superior al contabilizado en la ley de presupuestos inicial.

Según responsables del Ministerio de Economía y Finanzas, aún es pronto para decir que el déficit público total será superior al 4% del PIB, aunque admiten que el aumento del agujero en las cuentas del presupuesto podría incrementarlo en unas cinco centésimas porcentuales.

Los Gobiernos de la UE, más optimistas

Ayer, el presidente de la Comisión , Romano Prodi, señaló que las previsiones de los Gobiernos de la UE para cumplir sus promesas de reducción del déficit son "optimistas" porque toman las hipótesis que les son más favorables.

En el caso de Francia, aseguró que por el momento no es posible decir que no cumplirá su compromiso de reducir su déficit por debajo del 3% del Producto Interior Bruto (PIB) a finales de 2005, aunque destacó que "como es habitual se han tomado los datos más optimistas". Prodi reconoció que se han iniciado reformas de fondo, pero afirmó que aunque son una "condición necesaria, no es suficiente" y hace falta "poner la fuerza de Europa" en marcha con políticas de "desarrollo y crecimiento" que ahora no existen.