Escándalo financiero

El gobernador del Banco de Italia acusa al ex presidente de Parmalat de "gestión criminal"

El gobernador del Banco de Italia, Antonio Fazio, ha asegurado hoy que el ¢caso Parmalat¢, grupo alimentario en bancarrota, surge de ¢episodios repetidos de criminalidad en la gestión de la empresa¢, ejercidos por el ex propietario Calisto Tanzi y otros antiguos directivos, hoy en prisión. Fazio ha comparecido hoy ante una comisión parlamentaria en la que ha hablado sobre la información que el Banco emisor tenía sobre el ¢caso Parlamat¢, y en la que ha respondido a las críticas que el ministro de Economía, Giulio Tremonti, le había dirigido desde el mismo foro días pasados con el argumento de que había hecho una labor insuficiente de control.

¢Hemos hecho en el tiempo oportuno todo lo que debíamos hacer¢, dijo el gobernador, quien devolvió la pelota a Tremonti -con el que tiene una notable pésima relación- cuando aseguró que ya en julio había enviado al ministro un amplio informe sobre la empresa. A su juicio, el escándalo de la compañía alimentaria, que en septiembre pasado tenía unas deudas de 14.300 millones de euros (17.846 millones de dólares), es consecuencia de la gestión ¢criminal¢ del anterior equipo directivo. Apuntó que ¢el incumplimiento de la ley y la falta de una referencia ética sólida pueden ser un grave obstáculo para el funcionamiento del sistema económico y financiero¢.

Ese comportamiento de Tanzi y su equipo dirigente, que trucaron las cuentas de Parmalat, engañó incluso a los bancos italianos y extranjeros, ya que éstos ¢basan su análisis en los datos del balance de las empresas y fueron inducidos a errores acerca de la solidez y las perspectivas¢ del grupo, agregó. No obstante, la relación financiera de los bancos italianos con Parmalat, precisó, ¢nunca alcanzó un nivel que constituyera un riesgo para su estabilidad¢, ya que el 31 de diciembre pasado los créditos de la firma alimentaria con las entidades era equivalente a 3.000 millones de euros, una cifra ¢en línea con otras empresas italianas¢.

El gobernador dijo que ignoraba el nivel de endeudamiento de Parmalat con bancos extranjeros y se felicitó por la iniciativa de varias entidades italianas de desembolsar cantidades a los ahorradores que habían comprado obligaciones de la empresa y han resultado ¢injustamente dañados¢. En concreto, afirmó que los bancos italianos gestionan 1.900 millones de euros de pequeños ahorradores italianos que compraron obligaciones y agregó que desde 1997 Parmalat efectuó 32 emisiones por un valor total de 7.000 millones de euros. En todas esas emisiones de obligaciones el Banco de Italia no encontró elementos que llevaran a prohibir la oferta, ya que, señaló, ¢los títulos presentaban características habituales en el mercado financiero¢.

Sobre el caso se pronunció hoy el ministro de Industria, Antonio Marzano, quien se mostró convencido de que a ¢la empresa la salvaremos¢. El ministro ha anunciado el nombramiento de un comité que tutelará la evolución de la compañía, que incluirá a un representante de las asociaciones de consumidores. La entidad que las agrupa en Italia, Acuerdo de los Consumidores, reclamó hoy tener acceso al informe de la auditora Price Waterhouse, que ha analizado las cuentas del grupo y ha llegado a la conclusión de que las aportadas por Tanzi estaban todas falseadas.