Resultados

El Sabadell eleva las ganancias un 6,6%

El aumento del beneficio se ha debido a una mejora en todos los márgenes y a una fuerte contención del gasto. El banco que preside Josep Oliu consiguió mejorar su margen de intermediación en un 6,4%, gracias a la aplicación de una sensible rebaja en la retribución del pasivo. Este descenso de los costes financieros estuvo acompañado de una menor caída de los ingresos, lo que 'nos ha permitido cerrar el año con una mejora del beneficio que le sacamos al dinero', señaló Juan María Nin, consejero director general de Banco Sabadell. Concretamente explicó que el margen ha pasado 'del 3,24% al 3,29% durante el último trimestre del año pasado', apuntó.

La cuenta de resultados también se apuntala en un fuerte incremento de los ingresos por operaciones financieras, que se incrementan en 40 millones. Este ingreso le ha permitido a la entidad lograr un aumento de su margen ordinario del 9,4%.

La contención de gastos, que se redujeron un 12,5%, ha facilitado un aumento del margen de explotación del 60,3%. Este descenso se debió tanto a la rebaja de los gastos administrativos no recurrentes como a los recortes de plantilla practicados en 2003. El Sabadell prescindió de 210 trabajadores, hasta situar su plantilla en 7.545 personas.

El juego de dotaciones y resultados de las filiales y extraordinarios permitió a la entidad elevar el beneficio bruto un 42,4%. Por otro lado, el banco ha creado un comité de integración para absorber Banco Atlántico, operación que le supondrá un coste de 1.500 millones. El banco ampliará capital en 1.200 millones para afrontar la compra.

La Caixa y BCP diluirán su paquete

Aunque la intención de La Caixa y del Banco Comercial Portugués (BCP) es mantener sus actuales participaciones (15% y 8,5%, respectivamente) en el capital de Banco Sabadell, lo cierto es que inicialmente no podrán hacerlo. El Sabadell ha diseñado una doble ampliación de capital para financiar la compra del Atlántico. El primer tramo, de 552 millones, será cubierto por lo accionistas actuales, que podrán acudir a la ampliación o vender sus derechos de suscripción.

Sin embargo, en el segundo tramo, los accionistas deberán renunciar a su derecho preferente de suscripción para permitir que inversores institucionales entren a formar parte del accionariado y generen más liquidez a la acción del Sabadell. El objetivo es facilitar la entrada del título en el Ibex 35. Las dos ampliaciones las aprobará la junta prevista para este jueves.

Las cifras

210 sucursales cerró el Sabadell el año pasado, principalmente oficinas de Banco Asturias que se integraron en el Herrero.

1.200 trabajadores menos conforman la plantilla de Banco Sabadell, que cerró el año con un total de 7.545 empleados.

37 millones es el importe de la ampliación de capital del Sabadell.