Adquisición

Borsig pide 2,3 millones a ATB para que la austriaca pueda comprar Babcock

La negociación para la venta de Babcock Borsig España, filial de la alemana Borsig, en suspensión de pagos, está a punto de cerrarse. Ayer, a última hora, representantes de Borsig y la austriaca ATB intentaban llegar a un acuerdo que contemplaba, en un principio, el pago de medio millón de euros por el fabricante español de bienes de equipo y la asunción de 1,7 millones transvasados desde la sociedad española a la alemana.

Además el pacto, en principio, debía incluir el blindaje de su director general, Enrique Palomino, según denunciaron UGT y CC OO que también anunciaron su dimisión como consejeros de Babcock Borsig España.

La supuesta aparición de nuevos actores (Enviro Arc e, incluso, Ultramar) en el escenario para la venta de Babcock Borsig España -protagonistas desechados por Sepi en la privatización de la antigua Babcock Wilcox Española (BWE)- ha dado un vuelco al proceso. ATB, sociedad que pactó con Borsig, adjudicataria de BWE, hacerse con sus activos está dispuesta a renegociar el precio de compra y llegar hasta el medio millón de euros, sin incluir otros acuerdos. Sepi que debe aportar 104 millones de euros en ayudas a Borsig España, no quiere abrir un nuevo proceso con las autoridades comunitarias.