Hacienda

Los inspectores abogan por una Agencia Tributaria única que dependa del Parlamento

La Organización Profesional de Inspectores

de Hacienda del Estado se queja de las trabas que enfrenta a la hora de ejercer su labor. Para incrementar la profesionalidad y eficacia de los equipos de trabajo, reclama una sola Agencia Tributaria que dependa de las Cortes y "ausencia de corazón político" en la lucha contra el fraude.

La Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado defiende una Agencia Tributaria única dependiente del Parlamento y con presencia "real" de las Autonomías. Su presidente, Ignacio Fadón, ha rechazado de este modo la creación de 17 agencias, alegando que generaría una mayores ineficiencia, descoordinación y gastos.

Los profesionales piden también que su responsable sea nombrado en las Cortes, con el consenso de los partidos y para un período de cuatro años, como ocurre con los dirigentes de la Comisión Nacional de Valores (CNMV) o de Banco de España.

En rueda de prensa, Fadón calificó de "fracaso" la lucha contra el "fraude sofisticado" o de "ingeniería fiscal", por el que ciertas empresas se sirven de "los entresijos y los vericuetos" de la Ley para eludir el pago de impuestos. Según los datos de Hacienda divulgados ayer, los expedientes por delito fiscal han aumentado un 55%.

"Falta voluntad política"

El responsable de la Organización de Inspectores reclama, no obstante, "una ausencia de corazón político" fundamental para hacer cumplir sus obligaciones a "ciertas empresas que viven de no pagar impuestos". Asimismo, denuncia la "falta de voluntad política" para fomentar la investigación en sectores de alto riesgo, como los paraísos fiscales, los movimientos de capitales o los activos financieros.

Fadón lamentó hoy que el Gobierno se dedique a la "política propagandística" y ponga cada vez más trabas a los inspectores para desempeñar correctamente su labor. En ese sentido, recordó que la investigación "cuesta dinero" tanto para aumentar el nivel de medios humanos, que no son suficientes, dijo, como los materiales. Ilustró las dificultades que atraviesan, diciendo que ahora le cuesta "el doble" que hace veinte años concluir una propuesta de regulación fiscal. En respuesta a una pregunta sobre una eventual estimación del dinero oculto existente, Fadón recalcó que desconoce la cantidad, "pero nos vemos negros para sacarlo a flote".