Coyuntura

La economía china creció un 9,1% en 2003, su mayor subida desde 1997

El Producto Interior Bruto (PBI) de China creció en 2003 un 9,1% con respecto al año anterior y alcanzó los 1,4 billones de dólares, según ha informado hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE). ¢Es el crecimiento más alto desde 1997 a pesar de la crisis del Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SRAG) de principios de 2003¢, ha afirmado Li Deshui, máxima autoridad del Buró.

La Administración de Impuestos ya adelantó la semana pasada un desorbitado crecimiento del 8,5% en 2003, mientras los analistas anunciaban una primera desaceleración con un crecimiento del 7% para 2004, confirmada por el primer ministro, Wen Jiabao, que anunció un año duro para la economía china. Según Li, el crecimiento de la economía en el primer y cuarto trimestre de 2003 fue de un abultado 9,9%, mientras que el segundo trimestre registró un crecimiento del 6,7% (coincidiendo con la crisis de la neumonía asiática) y el tercero un 9,6.

Las cifras del crecimiento económico fueron difundidas en plena celebración del Año Nuevo Lunar y tras la reaparición de tres casos de SRAG en el sur, una enfermedad que mantuvo alejados a los inversores extranjeros el año pasado causando graves pérdidas a largo plazo para la economía, según los analistas foráneos. Por sectores, el terciario es el que registró un incremento más alto del valor añadido, un 6,7%, aunque su tasa de crecimiento fue la que más perdió, un 0,8% con respecto a 2002.

La renta per cápita supera los 1.000 dólares

El valor añadido en la industria primaria creció un 2,5% con respecto a 2003 hasta alcanzar los 207 millones de dólares, lo que supone una disminución de un 0,4% en su tasa de crecimiento con respecto al año anterior. El valor añadido en el sector secundario creció un 12,5%, alcanzando los 744 millones de dólares, una tasa de crecimiento del 2,7% superior a la del año anterior. Según las cifras publicadas hoy, la renta per cápita en China alcanzó en 2003 los 1.090 dólares estadounidenses, con diferencias que van de los 150 dólares anuales en las zonas rurales a los 5.000 de algunas de las grandes urbes orientales, como Shanghai.

El INE admitió en 2003 por primera vez que los datos sobre el crecimiento económicos eran inexactos y ¢erróneos¢ debido a los ¢retoques¢ de los funcionarios públicos, por lo que desde enero 2004 se aplicarán estándares internacionales similares a los que utilizan las consultoras extranjeras.