Escándalo contable

Las autoridades de EEUU piden la colaboración a Suiza en el 'caso Adecco'

La Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC) ha solicitado la colaboración de la Comisión Federal de Bancos de Suiza para investigar a la multinacional helvética del empleo temporal Adecco. Sin embargo, según ha señalado hoy el portavoz de la entidad suiza, Tanja Kocher, "no se trata todavía de una rogatoria,

sino de un primer contacto".

Las autoridades estadounidenses han pedido la asistencia de los servicios helvéticos para determinar la magnitud de los problemas contables de la empresa líder del empleo temporal, sobre la cual pesan diversas sospechas cuando decidió retrasar la publicación de sus resultados anuales, que estaba prevista para el 4 de febrero. Según fuentes suizas, la Comisión Federal de Bancos se ha dirigido a su vez a las autoridades británicas responsables de la vigilancia de los mercados financieros para evaluar también la posibilidad de abrir una investigación sobre Adecco.

La incertidumbre sobre la real situación financiera de Adecco, que ha reconocido tener problemas con la contabilidad de su filial en Estados Unidos, ha provocado que sus títulos pierdan un tercio de su valor en la última semana. Sin embargo, hoy se han recuperado más de un 4% después de que el suizo SonntagsZeitung haya publicado que los errores descubiertos por Adecco oscilan entre 40 y 50 millones de euros, pero los auditores no han hallado ninguna falsificación "manifiesta" del balance.

Demandas de los accionistas

Por otro lado, los accionistas de Adecco han presentado dos demandas colectivas para tratar de obtener indemnizaciones en concepto de daños y perjuicios, según han informado a Europa Press los bufetes Cauley Geller Bowman & Rudman y Schiffrin & Barroway.

La querella fue presentada en el tribunal del distrito de la ciudad de Nueva York en nombre de los accionistas que compraron títulos Adecco entre el 16 de marzo de 2000 y el 9 de enero de 2004. Según estos accionistas, Adecco envió comunicados falsos sobre el mercado en estas fechas, "inflando" artificialmente el precio de los títulos de la compañía. Adecco anunció el pasado 12 de enero su decisión de retrasar la publicación de sus resultados de 2003, inicialmente prevista para el 4 de febrero, tras identificar problemas contables.