Comercio exterior

El 68% de las empresas españolas denuncia problemas de morosidad

La morosidad comercial por impagos o retrasos está creando problemas financieros, de mayor o menor gravedad, al 68% de las empresas españolas, especialmente las pequeñas y medianas, que son 'las que más quiebras padecen en situaciones de coyuntura desfavorable'.

Este es el panorama que describe el estudio sobre Las estadísticas de quiebras, publicado por el grupo Coface, líder mundial del seguro de crédito a la exportación, en el que se identifica a las empresas de reciente creación, especialmente aquellas que tienen entre dos y cinco años de vida, como 'las más susceptibles de fallar al pago'.

El informe establece una relación directa entre la morosidad y las quiebras empresariales que en Europa Occidental afectan a unas 150.000 empresas cada año, y recoge los datos de la Guía de empresas de la Comisión Europea que eleva a 90.000 millones de euros la morosidad exigible en los países de la UE, mientras que las pérdidas por créditos incobrables llegan a 23.600 millones.

Las quiebras afectan cada año a 150.000 empresas en la UE

Destaca también como el riesgo de insolvencia es 'más importante cuanto más largos son los plazos de pago usuales en un país' y recuerda, a este respecto, que España fue citada ante el Tribunal Europeo, el 11 de julio de 2003, por no aplicar la Directiva de la CE para luchar contra la morosidad en las operaciones comerciales, que fija en 30 días el plazo de exigibilidad de los pagos.

La industria, que representa menos del 10% de las empresas en España, es el sector más afectado por las quiebras, en torno al 27% del total, mientras que los servicios, con el 49% de las empresas, padecen sólo un 28%.