'Telecos'

'Vodafone va a lanzar el UMTS en octubre'

Las posibilidades de la telefonía móvil de tercera generación es una de la bases de la recuperación de Vodafone, según el director de estrategia de la compañía en España, Javier Jaquotot. 'La telefonía móvil está lejos de tocar techo y además va adaptándose con las nuevas tecnologías a los retos que plantea la demanda', añade.

Y Vodafone se prepara 'para lanzar en octubre el UMTS, que permitirá el desarrollo de nuevos servicios'. Además la compañía perfila dos líneas claras de actuación comercial, de las cuales una irá más dirigida a las aplicaciones que puedan precisar las empresas. 'La consolidación de los terminales multimedia es también uno de los objetivos de nuestro grupo', manifiesta Javier Jaquotot.

El directivo de Vodafone subraya que la trayectoria de crecimiento de la telefonía móvil tiene todavía un amplio recorrido. 'El 20% del tráfico total de las telecomunicaciones se hace actualmente por móvil, y ese porcentaje tiende al alza'. En esta línea estima que los 18.000 millones de euros que el grupo Vodafone tiene que provisionar serán perfectamente asumibles en los próximos años con los recursos que se generen en el futuro por negocios como el UMTS, 'que va a ser un éxito'.

Respecto al tirón de las empresas de telecomunicación en Bolsa señala que, a su juicio, 'no se debe a una reacción coyuntural, sino que se trata de un cambio de ciclo. Y durante este ciclo alcista, que ha comenzado hace unos meses, las compañías pueden recuperar las capitalizaciones anteriores a la gran crisis de hace cuatro años. Hay que darles tiempo'. Este nuevo ciclo, señala, 'va a recoger un cambio positivo en los resultados'.

El gigante británico de la telefonía móvil también anunció a finales del pasado año la intención de aumentar la remuneración a sus accionistas un 20%, así como un plan de recompra de acciones por 3.600 millones de euros.

Este compromiso, presentando por su consejero delegado, Arun Sarin, iba unido a cifras récord: el aumento de las ventas del 13% y de los beneficios brutos de explotación del 26% hasta 7.700 millones de euros para el semestre fiscal que concluyó el pasado septiembre. No obstante, las pérdidas ascendieron a 6.140 millones.