Guerra accionarial

Socios de Asac Pharma denuncian incompatibilidades en el consejo

La guerra accionarial en el seno del grupo Asac Pharma ha llegado a los tribunales. La familia Quintanilla, que posee el 30,29% del capital y que ha acordado vender su participación a Nueva Rumasa, ha impugnado los acuerdos de la última junta y ha denunciado que el presidente y el vicepresidente de la compañía incurren en incompatibilidad legal.

Según Eliseo Quintanilla Ripoll, que fue destituido como consejero el pasado 30 de diciembre, el presidente de la empresa, Ángel Sánchez Covisa, 'es profesor universitario en excedencia y no puede dedicar este periodo a presidir una compañía y ser administrador único de varias empresas'. Más claro aún parece el caso del vicepresidente y consejero delegado de Asac Pharma, Fernando Toledano García, que es titular de una oficina de farmacia en Alicante, algo que prohíbe expresamente el artículo 4.2 de la Ley del Medicamento. Una tercera consejera que incurría en incompatibilidad por trabajar en un servicio de farmacia hospitalaria abandonó el consejo de administración el pasado mes de agosto.

Fuentes de Asac Pharma declinaron ayer responder a estas acusaciones ni hacer comentarios sobre la oferta de Nueva Rumasa.

Los Quintanilla recurrirán en los tribunales la destitución de sus consejeros, que consideran ilegal, ya que tienen un 30,29% y derecho a dos puestos. En esta acción serán apoyados por Nueva Rumasa, que ha lanzado una oferta para comprar esa participación por 8,5 millones de euros. Según fuentes de la empresa de los Ruiz-Mateos, 'la expulsión de los Quintanilla se ha hecho para dificultar la entrada de Nueva Rumasa, pero es ilegal y se anulará en los tribunales'.

El resto de los socios del grupo farmacéutico tiene tres meses para ejercer el derecho de adquisición preferente. Nueva Rumasa ha anunciado que, si entra en el capital, lanzará una oferta a todos o parte de los demás accionistas para alcanzar el 51%. Entre los accionistas está el fondo de capital riesgo 3i, que en diciembre de 2000 compró un 12,09% de Asac Pharma por 3,3 millones, lo que supuso valorar el grupo en 27,3 millones. La oferta de la compañía de los Ruiz-Mateos eleva esa valoración hasta 28 millones.