Compra

Asac Pharma no se fía de la oferta de Nueva Rumasa

El grupo alicantino Asac Pharma no cree que vaya en serio la oferta lanzada por Nueva Rumasa para comprar el 30,29% de su capital, perteneciente a la familia Quintanilla, por 8,5 millones de euros. La oferta ha sido comunicada en firme al resto de los accionistas de la compañía, que tienen tres meses de plazo para ejercer el derecho de adquisición preferente.

Según fuentes de Asac Pharma, 'es muy raro que Nueva Rumasa pague tanto dinero sin conocer la empresa y sin haber establecido ningún contacto, ya que cuando entró 3i con un 12% hace tres años hubo dos auditorías previas'. La firma alicantina sospecha que es una medida de presión de los Quintanilla hacia el resto de socios, con los que están enfrentados, aunque los accionistas estudiarán el precio, que consideran 'excesivo'. La empresa de los Ruiz Mateos ha anunciado que quiere comprar otras participaciones para alcanzar más del 50%.

Según fuentes de Asac Pharma, Nueva Rumasa no conoce ni siquiera las cuentas de la empresa en 2002, ya que maneja un beneficio de 0,54 millones, cuando el resultado neto consolidado fue de pérdidas de 315.000 euros, con unas ventas de 17,7 millones.

Asac Pharma está participada por los Quintanilla; las familias Toledano y Martínez Pastor, con un 57,62% casi a partes iguales, y el fondo británico de capital riesgo 3i, con el 12,09%. Los Quintanilla fueron apartados de la gestión el pasado mes de junio, después de un enfrentamiento accionarial que ha derivado en el intento de venta de su participación del 30,29%.