UE

La Comisión denuncia la suspensión del Pacto de Estabilidad ante la Justicia

La Comisión Europea denunciará la suspensión del Pacto de Estabilidad por el Ecofin ante el Tribunal de Justicia de la UE, después de que pasado 25 de noviembre éste decidiera no aplicar procedimientos sancionadores a Francia y Alemania por sus excesivos déficit. De esta forma el comisario europeo, Pedro Solbes, ha logrado imponer su propuesta de abrir un proceso judicial contra esta decisión.

Un Tribunal de la UE se encargará de juzgar la actuación de los ministros de Economía y Finanzas (Ecofin), después de que estos decidieran no sancionar a Francia y Alemania por sus excesivos déficit, tal y como impone el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Según ha comunicado el portavoz de Economía del Ejecutivo comunitario, Gerassimos Thomas, el Colegio de Comisarios ha decidido emprender esta acción judicial debido a problemas en "cuestiones de procedimiento". La decisión de Bruselas se complementa con otros dos aspectos: mantener la vigilancia sobre la situación presupuestaria de los Estados miembros, y presentar una nueva iniciativa el próximo mes sobre gobierno que aclare las reglas de coordinación.

En esta reunión, en la que no ha habido voto, el comisario de Asuntos Económicos, Pedro Solbes ha presentado sus argumentos a favor de tal medida, así como las conclusiones del servicio jurídico de la Comisión. Según ha admitido el propio comisario, en el proceso de toma de esta decisión ha habido "diferencias importantes" y ha revelado que "no todos los comisarios han estado de acuerdo" con la medida.

Según publica hoy Cinco Días, los asesores jurídicos de la Comisión calculan que el tribunal necesitará entre cinco y seis meses como mínimo para dictar una sentencia. Para lograr que éste anule el acuerdo, la Comisión deberá demostrar que los ministros del Ecofin no tenían otra opción que seguir el procedimiento fijado en el pacto.

El pasado 25 de noviembre el Ecofin acordó, con el voto en contra de España, Holanda, Finlandia y Austria, desautorizar a la Comisión y no seguir con el proceso sancionar contra los déficit excesivos abiertos contra las dos primeras economías europeas por mantener tres años consecutivos en "números rojos" sus cuentas públicas.