Irregularidades

Adecco reconoce errores en las cuentas de EE UU y dudas en "ciertos países"

Cuando Europa aún no ha asimilado la crisis producida por el escándalo financiero de Parmalat, la suiza Adecco, la mayor empresa de empleo temporal a nivel mundial, ha reconocido ¢puntos débiles¢ en las cuentas de su filial norteamericana, que representa una cuarta parte de su negocio. La compañía, que ha puesto en marcha una investigación para aclarar lo ocurrido, ha llegado a caer un 50% en la Bolsa suiza.

Adecco, la mayor empresa de empleo temporal del mundo, ha decidido hoy retrasar la presentación de sus resultados de 2003 al apreciar ¢puntos débiles¢ en sus controles internos. La compañía ha abierto una investigación para aclarar la situación. Las acciones de la suiza han perdido al final de la jornada bursátil un 35,2% por la desconfianza que el anuncio ha sembrado entre los inversores que temen estar ante el prólogo de un escándalo financiero como los de Enron o Parmalat. En algún momento de la mañana el desplome ha llegado al 50%.

¢Entre las razones para el retraso en la finalización de la auditoría figura [...] la identificación de debilidades materiales en los controles internos de las operaciones norteamericanas de Adecco Staffing¢, señala la compañía en un comunicado. El mercado de EE UU representa una cuarta parte de los ingresos de la empresa mientras Adecco Staffing supone el 90% de la facturación del grupo, casi 16.000 millones de euros en 2002.

Los motivos desgranados en el comunicado también mencionan cuestiones de contabilidad, control y conformidad en las operaciones de ¢ciertos países¢. La filial española del grupo no se encuentra entre ellas, según un portavoz de la compañía. Adecco ha encargado a un asesor independiente, cuya identidad no se ha facilitado, que dirija la investigación.

Los problemas del gigante de las ETT fueron identificados en una auditoría rutinaria, a cargo de Ernst & Young, que se ocupa de dicha función desde 2001 cuando tomó el relevo de la desaparecida Arthur Andersen. La compañía indica que no espera que sus cuentas sean aprobadas a tiempo para la presentación inicialmente prevista, el 4 de febrero. Por ahora descarta fijar una nueva cita para la publicación del balance. Los analistas esperaban que en 2003 Adecco alcanzara un beneficio neto de 342 millones de euros.