Negociación

Los controladores y Aena volverán a negociar tras la huelga de celo del sábado

Los aeropuertos españoles volvieron ayer por la mañana a la normalidad, tras los numerosos retrasos causados en la jornada el sábado por una protesta de los controladores aéreos en relación con el régimen de horas extraordinarias.

Las negociaciones sobre las condiciones laborales entre Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) y los controladores aéreos seguirán el jueves y el viernes de esta semana.

La protesta, que se materializó a través de una huelga de celo en la que los controladores se negaron a hacer horas extraordinarias, estuvo motivada por el desacuerdo en las negociaciones sobre la jornada laboral para 2004 y ejercicios sucesivos, tras finalizar, el 31 de diciembre, la vigencia del pacto de prolongación de horario laboral alcanzado para 2002 y 2003.

Las posiciones permanecen enfrentadas. Mientras que Aena ha asegurado que ya existe un preacuerdo con la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) para que los controladores prorrogen el acuerdo de años anteriores hasta el mes de abril, los responsables sindicales niegan este punto.

El secretario general de USCA, Rafael Cruz, aseguró ayer que la normalidad en el centro de Torrejón de Ardoz (Madrid) sólo se consiguió por la 'voluntad de algunos controladores' y no por la existencia de ningún acuerdo, por lo que seguirán negociando esta semana.