Revista de prensa

Crudo keynesianismo

Pregunta: ¿qué tenían Bush y Blair en 2003 que envidiaran Chirac y Schröder? Respuesta: una economía a un ritmo saludable debido, en parte, a la falta de disciplina presupuestaria. El keynesianismo ha vuelto y los que lo proponen están contentos con los resultados (...). Pero seamos claros. De lo que fuimos testigos en 2003 no era de una repetición del debate Keynes-Hayek en los treinta sobre las causas y respuestas políticas de la depresión global. Sino un movimiento atrás hacia el activismo fiscal de los cincuenta y sesenta (...). Bush, por ejemplo quiere continuar ya con mayores recortes de impuestos (...). Y es muy difícil distinguir entre actividad fiscal y concesiones preelectorales (...). Estas duras lecciones, aprendidas hace generaciones, deben ahora regir nuestras mentes (...).