Irregularidades

El Gobierno vasco deja de pagar otros 32 millones del Cupo

La vicelehendakari Idoia Zenarruzabeitia ha anunciado que el Gobierno vasco ha descontado 32,2 millones de euros del pago al Estado que ha efectuado hoy correspondiente al tercer y último plazo del Cupo de este año. El Ejecutivo de Vitoria considera que ese dinero que no pagará le corresponde por la financiación sanitaria.

Ya en el pago correspondiente al mes de mayo, el Gobierno de Ibarretxe dejó de ingresar en las arcas del Estado esos 32,2 millones de euros, a lo que el Ministerio de Hacienda respondió descontando la misma cantidad del pago del ajuste del IVA y los impuestos indirectos realizado al País Vasco en septiembre.

Hacienda se lo descontará al País Vasco

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado hoy que Hacienda seguirá la misma política y volverá a cobrarse el próximo mes de marzo el descuento de 32,2 millones de euros que ha vuelto a materializar hoy el Gobierno vasco en el tercer pago del Cupo, después de que el Ejecutivo central restableciera el equilibrio financiero entre ambos gobiernos el pasado mes de octubre.

El departamento que dirige Cristóbal Montoro ya descontó el 30 de octubre, del pago de la recaudación del tercer trimestre de los impuestos indirectos, los 32,2 millones de euros pendientes del Cupo para restablecer el descuento unilateral realizado el pasado mes de mayo por el Ejecutivo de Juan José Ibarretxe.

El conflicto se inició después de que el Ejecutivo del País Vasco decidiera descontar esta cantidad del último pago al Estado en concepto de Cupo en el mes de mayo. El Gobierno autónomo argumentó entonces que el País Vasco debía participar de la liquidación de los servicios sanitarios del Insalud, transferidos a Euskadi, al igual que lo hacen otras comunidades autónomas en similares condiciones. Sin embargo, Hacienda afirma que las dos comunidades forales, País Vasco y Navarra, quedaron excluidas de este acuerdo sobre el Insalud en virtud de lo acordado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, y asegura que se trata de un descuento "injustificado" y unilateral.

De momento y pese a este nuevo descuento del Ejecutivo de Ibarretxe, Hacienda ha satisfecho en su integridad el tercer pago que debía realizar al País Vasco este mismo mes en concepto de la liquidación trimestral de los impuestos especiales y del IVA, por lo que tiene que esperar a la nueva liquidación de los impuestos indirectos, en marzo del próximo año, para descontar los 32,2 millones de euros pendientes y restablecer nuevamente los flujos financieros entre ambos gobiernos.