Fondos

La renta variable se perfila como el activo más rentable en 2004

Los fondos de renta variable serán los más rentables durante el ejercicio 2004, si se mantienen las perspectivas de mercado que se barajan en estos momentos, según un informe hecho público por Ahorro Corporación. 'Aun sin garantías fehacientes, la visión sobre la rentabilidad de los mercados de acciones más cercanos es buena, con lo que la entrada en la renta variable puede ser la opción acertada', afirman los analistas del grupo de inversión de las cajas de ahorros.

Ahorro Corporación estima una rentabilidad media para los fondos de Bolsa del 12% en 2004, seguido del 8% para los fondos de renta variable mixta y del 5% para los de renta fija mixta. Las menores ganancias se esperan para los productos más conservadores, es decir, los fondos de renta fija, los garantizados y los monetarios, que no superarían el 2% de media.

Esta trayectoria debería generar, a juicio de los analistas, un crecimiento en el flujo de dinero hacia los fondos de Bolsa, lo cual, junto con la revalorización de las carteras, podría provocar un crecimiento del patrimonio de los fondos españoles del 12,5%, hasta los 225.200 millones de euros. Esta cifra supera con creces el máximo histórico del patrimonio de los fondos que se obtuvo en mayo de 1999 y que alcanzó los 213.600 millones de euros.

Para el año entrante, Ahorro Corporación estima que los productos ofertados por las entidades financieras seguirán la tónica de 2003, con una elevada presencia de los fondos garantizados, al menos durante el primer trimestre del año. Esta apuesta debería generar un crecimiento del patrimonio de estos productos del 22% de cara a 2004.

No obstante, Ahorro Corporación observa otras líneas de actuación en la política comercial de bancos y cajas. 'Es presumible que las modalidades más conservadoras noten reducciones o, cuando menos, mantenimiento en su tamaño, mientras que para muchas personas la solución óptima la representarán los fondos perfilados, que acomodan el riesgo a asumir de manera permanente en base a un destino geográfico'.

La oferta de productos adecuados a un perfil vendrá de la mano del asesoramiento, herramienta sobre la que las entidades financieras comienzan a apoyar buena parte de su estrategia. 'El asesoramiento supondrá el primer nivel de ayuda, materializado a través de sistemas automatizados de optimización', augura el informe.

En segundo lugar, los inversores, principalmente los de banca personal y privada, tendrán a su alcance otra herramienta cuya importancia irá en aumento: la gestión de carteras de fondos. 'En ambos casos será necesario la estructuración de las herramientas precisas, así como un notable esfuerzo para formar las redes distribuidoras'.

Dado el entorno económico y la importancia que bancos y cajas dan al fondo de inversión como producto, Ahorro Corporación considera que será éste el instrumento financiero a través del cual las familias canalizarán su ahorro el año que viene, una vez se asiente el esquema de traspasos sin tributación y los mercados propicien unos rendimientos superiores a otras alternativas.