EDITORIAL

Tarifas con polémica

El Gobierno aprobó ayer el decreto de tarifas eléctricas para 2004, que establece una subida media del 1,54%. Pese a que la nueva metodología consensuada y aprobada en 2002 fijaba una subida tope del 2% anual, las compañías eléctricas no tardaron en protestar tras conocer el borrador de este decreto. A través de la patronal, Unesa, ya han calculado de antemano que la subida es insuficiente y puede provocar un déficit de 160 millones, lo que indicaría que las compañías pretenden agotar el límite por sistema. El borrador, como todos los años, fue remitido de urgencia a la CNE y ha impedido, una vez más, un debate a fondo. Además de una partida de 50 millones para mejorar las redes de distribución, cuyo sistema de reparto no se concreta, el decreto para 2004 congela la tarifa de las renovables, a la espera de que se apruebe una nueva metodología para este subsector, que ha protestado airadamente. Otro debate urgente y necesario.