Comercio electrónico

El comercio electrónico espera batir récords en Europa esta Navidad

El comercio electrónico va a gozar de una popularidad sin precedentes durante el inminente periodo festivo, según la Asociación Europea de Ventas a Distancia y por Correo (Emota, en sus siglas en inglés). Esta organización, que representa a empresas de 18 países europeos, prevé que el gasto navideño a través de Internet alcance los 9.000 millones de euros, un 18% más que en 2002, cuando las ventas por este canal ya aumentaron un 40%. En sólo dos años, la facturación de esta temporada ha doblado como reflejo de que dos de cada cinco europeos compran ya habitualmente a través de la Red.

El uso de este método de compra es desigual en Europa. Alemania y Reino Unido copan dos tercios de las ciberventas de toda la UE. Francia, a mucha distancia, y Bélgica y Holanda ocupan las siguientes plazas de una clasificación que a primera vista coincide con la de aquellos países que contaban con una fuerte tradición de venta por catálogo.

De hecho, como destaca Aad Weening, secretario general de Emota, 'entre los 10 principales sitios de venta de Internet figuran varias de las empresas dedicadas tradicionalmente a la venta por correo'. Dentro de la venta a distancia, la cuota del mercado servida a través de Internet se ha triplicado en los últimos tres años.

Las 2.000 empresas que integran Emota obtienen entre el 9% y el 20% de sus ingresos (54.000 millones de euros anuales en total) a través del comercio electrónico, en función del índice de penetración de Internet en cada país. Suecia aparece en el índice máximo de esa horquilla, aunque en términos absolutos de facturación Reino Unido aparece a la cabeza (con el 36% del total europeo), seguido por Alemania (27%).

Pero, a pesar de la bonanza navideña, los datos de la Dirección General de Sociedad de la Información de la Comisión Europea indican que sólo el 2% de las ventas al por menor se realizan a través de Internet en Europa. La Asociación empresarial Emota culpa de esta situación a las barreras que aún padece el mercado interior en cuanto a sistemas de pago y liquidación fiscal.

Aun así la facturación del comercio electrónico (excluida la venta de servicios en línea y las reservas de viaje) puede alcanzar este año los 70.000 millones de euros y diversos estudios predicen aumentos exponenciales a partir de 2005, cuando los puntos de acceso incluirán el PC, el teléfono móvil y el televisor. Los datos del departamento de Sociedad de la Información que dirige el comisario europeo Erkki Liikanen señalan a los libros y la ropa como los mayores éxitos de ventas a través de Internet.