'Telecos'

Las telefónicas de nuevo cuño reviven de sus quiebras

Muchas de las compañías que se declararon en quiebra tras el pinchazo de la burbuja tecnológica han vuelto a dar señales de vida. Global Crossing, Viatel, UPC, McLeod USA, NTL, 360 Networks, Teligent o Globalstar han logrado salir de la bancarrota.

Muchas de las compañías que se declararon en quiebra tras el pinchazo de la burbuja tecnológica han vuelto a dar señales de vida. Global Crossing, Viatel, UPC, McLeod USA, NTL, 360 Networks, Teligent o Globalstar han logrado salir de la bancarrota. Aunque otras no han tenido tanta suerte. PSINet, Winstar o AT&T Latin America han sido vendidas a otras empresas y casi han desaparecido. Ahora, el sector espera el levantamiento de la quiebra de MCI (antigua Worldcom), prevista para las próximas semanas.

No ha sido fácil. Los procesos han supuesto unas duras reestructuraciones. Para empezar porque en la mayoría de los casos han sido los acreedores los que se han quedado con las operadoras, eso sí, tras aprobarse unas enormes quitas. 'Convertimos el 100% de las deudas en acciones de la nueva sociedad, Viatel Holdings', afirman fuentes de Viatel, que levantó la quiebra tras un default de 1.950 millones de dólares.

En la británica NTL, tras el canje de deuda por acciones, los acreedores tomaron el 100% de la compañía y el 86% de la nueva filial NTL Europe que incluía los activos en Europa. Entre ellos destacaba France Télécom, aunque también figuraban entidades como Fidelity, Templeton, Citigroup o American Express. De igual forma, Teligent pasó a estar controlada por JP Morgan y Bank of America.

Teligent, McLeod o UPC vuelven a dar señales de vida tras el estallido de la burbuja

Las reestructuraciones han incluido drásticos recortes de gastos basados en la mayoría de casos en miles de despidos. Sin ir más lejos, Global Crossing tiene 4.000 trabajadores frente a los 14.000 que tenía antes de la crisis.

En los procesos, los grupos privados de inversión han tenido un papel activo. Estas firmas han aprovechado los procesos de negociación para adquirir los bonos a los acreedores para hacerse con el control de las empresas. Forstmann Little se hizo con el 58% de McLeod USA tras invertir 175 millones de dólares. Por cierto, una operadora de la que es consejero el ex presidente de Telefónica, Juan Villalonga. También WL Ross se hizo con 360 Networks, mientras Thermo Capital Partners es el nuevo primer accionista de Globalstar.

Algunos procesos han provocado auténticas transformaciones empresariales. Un portavoz en Londres de la antigua UPC explicó que con la reestructuración, concluida en septiembre, 'se ha constituido un nuevo holding, UGC Europe, que cotiza en el Nasdaq'.

Lo cierto es que muchas de estas compañías han logrado dar un paso adelante al levantar la quiebra. Pero ahora hay que sobrevivir.

La duda es saber si muchas de estas operadoras lo van a conseguir. Muchos analistas apuestan por un proceso de concentración, pero otros son más negativos. La casa de Bolsa Friedman, Billings, Ramsey Group publicó un informe en el que tras calificar de 'operadoras zombis' a las compañías que han levantado la quiebra, afirmaba que sobrevivirán hasta que se les acabe el dinero.

El negocio no está muy claro. Por ejemplo, Worldcom admitió que sus ingresos y sus beneficios operativos cayeron un 2,5% y un 36%, respectivamente, en el mes de agosto. La presión de la competencia tuvo la culpa.

También tienen que resolverse problemas judiciales. JP Morgan se ha querellado contra el fundador de Global Crossing, Gary Winnick, por ocultar información durante la quiebra.

Qué pasó con... Historias marcadas por las deudas

Worldcom Default de 41.000 millones de dólares. Pendiente de levantar la quiebra.

Global Crossing La compañía ha levantado la bancarrota tras un default de 12.000 millones. Adquirida por Singapore Telemedia.

NTL Impago de deuda de 10.000 millones. Ahora, bajo control de sus acreedores.

Viatel Default de 1.950 millones. Bajo sus acreedores tras levantar la quiebra.

Winstar Impago de 2.200 millones. Adquirida por IDT por 42 millones.

KPN Qwest Default de 4.000 millones de euros. No ha levantado la quiebra. Vendida en pedazos.

360 Networks Impago de 2.700 millones. Levantó la quiebra con una deuda de 215 millones.

Teligent Default de 1.650 millones. Controlada por sus acreedores, libre de deuda.

PSINet Impago de 2.000 millones. Adquirida por Cogent.

Globalstar Adquirida por Thermo Capital por 43 millones.

Iridium Default de 4.000 millones. Comprada por varios inversores por 25 millones.

AT&T Latin America Vendida por AT&T a Telmex por cerca de 200 millones.

McLeod USA Default de 3.000 millones. Comprada por Forstmann Little Partners (58%) por 175 millones.

Flag Telecom Impago de 1.400 millones. La compañía estadounidense levantó la quiebra con una deuda de 75 millones.

Firmas con pérdidas millonarias

1Según Standard & Poors, entre 1999 y 2003, un total de 74 compañías de telecomunicaciones dejaron de pagar el dinero pendiente a los tenedores de sus bonos por un importe de 112.600 millones. Además, la agencia de calificación cree que este importe podría crecer en otros 63.000 millones hasta 2005.

2 Los hechos parecen darles la razón, la semana pasada Cable & Wireless anunció que su filial de EE UU se declaraba en bancarrota además de vender parte de los activos a Gores Technologies por 426 millones de euros. La firma británica compró en 2002 los activos de Exodus, otra operadora norteamericana en quiebra. Quería asaltar el mercado de las comunicaciones por Internet en EE UU. Ahora abandona.

3La bancarrota del operador de móviles turco Telsim provocó una querella de Motorola y Nokia contra los fundadores, la familia Uzan, por no devolver 2.700 millones. Los tribunales de EE UU han condenado a los turcos a pagar más de 4.000 millones. Todavía no han devuelto nada.