Pérdidas

La ONCE arroja pérdidas de explotación por primera vez

El fuerte retroceso de las loterías pasivas, aquellas en las que el jugador no interviene, ha llevado a la ONCE a una fuerte caída de ingresos. Las ventas del cupón han registrado en 2003 un descenso del 3,48%, la mayor de su historia, situándose en 2.300 millones de euros (datos provisionales). Es más, por primera vez, la Organización Nacional de Ciegos Españoles ha arrojado pérdidas de explotación: casi 24 millones de euros frente a los 12,8 millones de beneficio del año anterior. Sólo los extraordinarios por venta de activos y los ingresos financieros han salvado el resultado después de impuestos que se sitúa en 10,9 millones, menos de la mitad que en 2002.

En el consolidado con la Corporación Empresarial, el beneficio de explotación se sitúa en 1,6 millones frente a los 43,5 millones del año pasado, mientras que el resultado neto desciende un 23,4%, hasta 24,9 millones.

Los gestores de la ONCE prevén, no obstante, una recuperación para 2004 tanto en ingresos como en resultados. 'El incremento vendrá por la reforma del cupón del viernes (con aumento de precio y premios, que ya se inició el pasado octubre) y por el incremento de sorteos extraordinarios. Al del 15 de agosto se sumarán uno el 13 de marzo y otro en el segundo semestre. El presupuesto de ingresos por la venta del cupón para 2004 es de 2.395 millones de euros. En el consolidado con la corporación, los ingresos de explotación se sitúan en 2.840,3 millones, con un resultado de explotación de 23,1 millones y un beneficio neto de 27,4 millones, lo que supone un incremento del 10%.

La ONCE juega la baza de ampliar su modelo de negocio con más oferta

Sin embargo, la gran baza que la ONCE está jugando para intentar remontar su continuo retroceso es la ampliación de su modelo de negocio. Esto supone la entrada en juegos activos, la posibilidad de crear botes que atraigan al jugador y la creación de un sorteo extraordinario de Navidad que se celebrará entre el 22 de diciembre y el 6 de enero. Para todo ello, la ONCE está negociando con el Gobierno.

En estas conversaciones, ya bastante avanzadas, la organización ha incluido la posibilidad de intervenir en la lotería europea que se prevé lanzar en 2004 y en la que participa Lotería Nacional, la británica Camelot y la francesa Français des Jeaux.