Inflación

La caída del dólar permite que el IPC estadounidense se redujera un 0,2% en noviembre

El Índice de Precios al Consumo (IPC) de Estados Unidos se redujo un 0,2% en noviembre, según ha informado hoy el Gobierno. Si se excluyen los alimentos y la energía, la caída fue de un 0,1%, la mayor en 21 años. Los avances en la productividad y la importación de productos más baratos por el abaratamiento de su divisa han contenido los precios al consumo, aunque la economía estadounidense, medida por su Producto Interior Bruto, creció en el tercer trimestre al ritmo más alto en dos décadas.

En su reunión de la semana pasada, la Reserva Federal -que desde mayo ha señalado un riesgo de deflación en la economía de EE UU- señaló que no ve una amenaza próxima de un brote inflacionario que requiera una modificación de la política monetaria, que mantiene las tasas de interés en su nivel más bajo desde 1958.

La mayoría de los economistas había calculado un aumento del 0,1% en el IPC en noviembre.

Los precios al consumo de todos los bienes y servicios registraron un aumento interanual en noviembre pasado de un 1,8%, comparado con el 2% de octubre. Excluidos los precios de alimentos y combustibles, que son los más volátiles, el núcleo del IPC subió un 1,1% de noviembre a noviembre, el menor avance desde enero de 1966.

En noviembre los precios de los combustibles bajaron un 3% después de una disminución del 3,9% el mes anterior. Los precios de la gasolina se redujeron un 5% el mes pasado. Los precios de los alimentos, que representan casi el 20% del IPC, subieron en noviembre un 0,4%, después de un aumento del 0,6% el mes anterior.

El déficit por cuenta corriente mejora las previsiones

El déficit de la balanza por cuenta corriente en los Estados Unidos ha mejorado las previsiones de los analistas al reflejar un cifra de 135.000 millones de dólares, frente a las previsiones de un déficit de 136.000 millones y el dato del trimestre anterior en el que el saldo negativo fue de 139.390 millones de dólares.

La producción aumentó un 0,9%

Las fábricas, minas y empresas de servicios públicos de Estados Unidos incrementaron la producción drásticamente en noviembre, según un informe de la Reserva Federal que muestra mayores señales de una recuperación en el sector manufacturero. La producción industrial de Estados Unidos aumentó en noviembre un 0,9%, su mayor incremento mensual en cuatro años. En el sector manufacturero, que representa más de cuatro quintas partes de la producción industrial, también registró un aumento de un 0,9%.

Las viviendas nuevas aumentan un 4,5%

Las nuevas viviendas que comenzaron a edificarse en noviembre en Estados Unidos aumentaron un 4,5%, hasta alcanzar un ritmo anualizado de 2,07 millones, por encima de las previsiones de los expertos.