Garantía salarial

El Fogasa tiene 4.570 millones en reservas, cuatro veces su gasto anual

La Confederación de Organizaciones Empresariales (CEOE) acaba de llamar la atención sobre la abultada cantidad acumulada en el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa).

La financiación de este fondo corre a cargo de empresarios y tiene como fin abonar los salarios atrasados y las indemnizaciones de los empleados de una empresa cuando ésta quiebra.

Según explican los empresarios en su Informe sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2004, el Fogasa iniciará el próximo ejercicio con 5.713 millones de euros.

La CEOE asegura que los rendimientos del Fogasa y el fondo de pensiones se destinan a otros fines

Esto equivale a cuatro veces la cantidad presupuestada sólo para 2004, que asciende a 1.142 millones de euros.

Aproximadamente la mitad de este fondo, constituido en la actualidad con los superávit generados por este sistema de garantía salarial desde 1998, se ha destinado a la adquisición de deuda del sector público.

La otra mitad (2.152 millones de euros) se encuentra en cuentas abiertas en entidades bancarias, fundamentalmente en el Banco de España y en el BBVA. La CEOE precisa que la importante cuantía conseguida para este fondo es consecuencia 'del mantenimiento del tipo de cotización, pese a los excedentes generados en las liquidaciones presupuestarias, y a la reducción del gasto por prestaciones (por haber disminuido sensiblemente las situaciones de insolvencia empresarial)'.

De esta precisión se desprende que los empresarios encuentran también en este fondo margen suficiente para que se les reduzca la cotización, al menos la que pagan por este concepto. Es más, la CEOE denuncia en dicho documento que el Gobierno destina la rentabilidad de estos excedentes invertidos en deuda pública 'a aplicaciones de gasto distintas y ajenas a las prestaciones del Fogasa'.

El documento extiende esta acusación a lo que hace el Ejecutivo con el Fondo de Reserva de las pensiones, que suma ya 12.022 millones. Dicho fondo genera recursos financieros al Estado, 'cuyas aplicaciones de gasto no se destinan a prestaciones del sistema de Seguridad Social', asegura la CEOE. Además de todos esto, la patronal también pone el acento sobre la denominada cuenta Plan Inem, donde van a parar los superávit del sistema público de empleo y cuyo saldo a septiembre era de 3.756 millones de euros.

Con todas estas llamadas de atención, los empresarios reivindican una vez más que existe margen suficiente para reducir cotizaciones, si no es por la vía de las contingencias comunes, que sea por la de las cuotas del Fogasa.

Prestaciones Qué es el Fogasa y para qué sirve

P ¿Qué es el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa)?


R Se trata de un organismo autónomo adscrito al Ministerio de Trabajo que garantiza a los trabajadores la percepción de salarios, así como las indemnizaciones por despido o extinción de relación laboral que estén pendientes de pago a causa de insolvencia, suspensión de pagos, quiebra o concurso de acreedores del empresario.

P ¿Cómo se financia el fondo que crea este organismo?


R La fuente de financiación son exclusivamente las empresas privadas y públicas con asalariados. La aportación al fondo se hace a través de las cotizaciones que pagan los empresarios por esta contingencia. El tipo de cotización a aplicar sobre la base es del 0,4%. El Gobierno puede cambiar el tipo de cotización en función de las necesidades del fondo.

P ¿A cuánto ascienden las prestaciones que abona el Fogasa?

R En materia de salarios, la cantidad máxima que paga el Fogasa es la resultante de multiplicar el duplo del salario mínimo interprofesional diario, sin prorrateo de pagas extras, por el número de días pendientes de pago, con un máximo de 120 días. Estos salarios deberán estar reconocidos en acta de conciliación o por resolución judicial. En las indemnizaciones, en los casos de despido o por voluntad del trabajador mediando causa justa, la cantidad se calculará sobre la base de 25 días por año de servicio. La cantidad máxima es una anualidad, sin que el salario diario, base del cálculo, pueda exceder del duplo del salario mínimo interprofesional sin pagas extras. En empresas de menos de 25 trabajadores el Fogasa paga el 40% de la indemnización legal que corresponda a cada trabajador.