Informe

El BCE prevé que el PIB de la eurozona crezca un máximo del 2,1% en 2004

El Banco Central Europeo (BCE) prevé un crecimiento máximo para 2004 del 2,1% y una tasa de inflación entre el 1,3 y el 2,3%, según las previsiones semestrales que ha divulgado hoy. De acuerdo con estos datos, el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) se situará entre el 1,1 y el 2,1% en 2004.

Para este año, el BCE situó el intervalo de crecimiento entre el 0,2 y el 0,6% , mientras que las perspectivas de reactivación económica de la entidad monetaria mejoran para 2005 a una horquilla entre el 1,9 y el 2,9 %. Por lo que respecta a la evolución de los precios, el BCE considera que el Índice Armonizado de Precios de Consumo (IAPC) estará entre el 1,3 y el 2,3% el año que viene, por encima del tope establecido por esta entidad para mantener la estabilidad de precios.

Inflación en torno al 2%

Por otro lado, la entidad estima que la tasa de inflación interanual se situará en 2003 entre el 2 y el 2,2% y entre el 1 y el 2,2% en 2005. Ha señalado, que pronostica que este indicador seguirá manteniéndose en torno al 2% durante los próximos meses y que posteriormente habrá una moderada disminución gradual. Según el BCE, el descenso no será tan rápido como había esperado debido a la evolución adversa de los precios de los alimentos, a la trayectoria de los precios del petróleo y al incremento previsto de los impuestos indirectos.

También ha presentado hoy sus previsiones de crecimiento el Banco de Francia. Esta entidad estima que la economía de este país crecerá un 0,5% en el cuarto trimestre, con lo que el PIB del conjunto del año será del 0,2%, y de un 0,4% en los primeros tres meses de 2004. Si se materializa este crecimiento en el primer trimestre del próximo año y la economía aumentara a un ritmo igual o algo más elevado en los siguientes, podría cumplirse el pronóstico del Gobierno de que la economía crezca un 1,7% en 2004.

EE UU crecerá el doble que la eurozona

Por otro lado, la ONU ha publicado hoy un informe según el cual la economía de Estados Unidos se mostrará vigorosa el próximo año, con un crecimiento estimado del 4% - la misma previsión del FMI- , el doble de lo que se prevé para la zona euro. El estudio, elaborado por la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE), subraya que EEUU sigue siendo el principal motor del crecimiento económico mundial y constata la recuperación que experimentan los países asiáticos.

Cita a Japón como ejemplo de país desarrollado que ha experimentado un repunte sorprendente, y a China como mercado emergente que protagoniza fuertes crecimientos económicos. En cambio, los países de Europa Occidental muestran, según el informe, un menor dinamismo pese al repunte de la actividad económica registrado en el tercer trimestre.