Transparencia

El BCE publicará todos los meses una estadística sobre los tipos en la eurozona

El Banco Central Europeo (BCE) emitirá mensualmente estadísticas sobre los movimientos de los tipos de interés con las que espera incrementar la transparencia, tanto para los institutos crediticios como para el consumidor. Los datos se divulgarán en un apartado de la página del Banco en Internet, y se incluirán en el librito de estadísticas y en el boletín que publica todos los meses el organismo.

El máximo responsable de Estadísticas de la entidad y uno de los seis miembros de su directorio, Eugenio Domingo Solans, ha destacado en la presentación del nuevo indicador que la información influirá en las decisiones de las familias y empresas no financieras sobre las opciones de inversión y ahorro, y contribuirá a la transparencia bancaria en la zona euro. Solans agregó que la publicación abarcará 45 indicadores de tipos de interés aplicados por las instituciones financieras para depósitos y préstamos comerciales.

Asimismo, adelantó que los datos permitirán analizar mejor el mecanismo de transmisión de la política monetaria del Banco, y contribuirán a asesorar la evolución y la convergencia del mercado financiero único en Europa para depósitos y préstamos. A ese respecto, reconoció que se ha producido una demora de las instituciones crediticias a la hora de transmitir a sus clientes la bajada del precio del dinero de este año, y comentó que está por ver cómo reaccionarán los bancos cuando la tendencia sea a la inversa.

La autoridad monetaria ha facilitado hoy el diferencial de septiembre de los tipos de interés para depósitos de familias, a 24 horas, a tres meses con preaviso, así como créditos hipotecarios y al consumo del conjunto del área euro, entre otros datos. Además, cada banco central de la zona publicará las estadísticas nacionales en sus respectivas web.

Issing pide endurecer las reglas sancionadoras del Pacto

El economista jefe del BCE, Otmar Issing, se ha referido al Pacto de Estabilidad en una entrevista para Wirtschaftswoche. Se muestra partidario de endurecer las reglas del Pacto, justo en el momento en que dicho acuerdo se encuentra en entredicho y, en su opinión, "abandonado". Pide reforzar el papel de la Comisión Europea, sobre todo, en lo que se refiere a su capacidad sancionadora, puesto que "la gran debilidad es que, en su forma actual, los potenciales culpables deben pronunciarse sobre los culpables demostrados", afirmó, en alusión directa a Alemania y Francia, que consiguieron que el Ecofin los librara de las sanciones que debían encarar por violaciones consecutivas del déficit permitido.