Perspectivas

El alza bursátil no logra sacar de la crisis al sector

El miedo a los despidos se percibe en los pasillos de las sociedades y agencias de valores. Estos intermediarios, especialmente los pequeños, viven del volumen de operaciones en el mercado y todavía se enfrentan a un grave problema: el pequeño inversor sigue ausente.

Las oportunidades de negocio no han faltado este ejercicio, pero los inversores no olvidan las pérdidas millonarias que sufrieron tras la debacle de los mercados desde marzo de 2000. 'Es difícil convencer a un cliente que perdió más del 30% de sus ahorros de que existen opciones de compra interesantes', explica un operador.

En cualquier caso, la recuperación bursátil ha reflejado mejoras en las cuentas del sector. En el tercer trimestre, el resultado antes de impuestos de las sociedades y agencias de valores alcanzó 194,5 millones de euros, un 5,6% más que en el mismo periodo del año anterior. La reducción de costes y los mayores beneficios en valores han sido decisivos, pero aún queda un largo camino por recorrer. A falta de los datos del último trimestre, el 19% de las sociedades y agencias registra pérdidas sobre sus fondos propios.

Los beneficios del sector han subido el 19%, pero aún registra pérdidas sobre fondos propios

El Ibex ha ganado un 22% este año, y aunque el volumen de negocio mejora está lejos de indicar un cambio de tendencia. 'Aún se ve miedo. Hay poco volumen y todavía sólo ha entrado el cliente institucional. La crisis financiera está muy cerca', señala Andrés Vázquez, de Safei.

Después de tres ejercicios consecutivos de pérdidas, las ganancias bursátiles este año se reciben con alivio en el sector, y un optimismo muy prudente domina. 'Tras un ciclo de caídas es un indicio positivo y las perspectivas son buenas', añade Julio César Hernández, de Eurodeal.

Pero el alza del 22% del Ibex no es suficiente para purgar los excesos del pasado. No hay que olvidar que en 2000 el Ibex perdió un 21,75%; en el 2001, el 7,82%, y en 2002, otro 28,11%. 'Hace falta que las ganancias se consoliden para recuperar clientes', dice Hernández.

Los síntomas de recuperación económica y la fortaleza de los beneficios empresariales juegan a favor del sector. La crisis bursátil parece haber terminado, pero las sociedades y agencias de valores deben convencer al pequeño inversor. El sector reconoce que prevé una incorporación paulatina de los inversores, y aunque esperan un 2004 mejor, ven lejos los tiempos de bonanza.

'Cuesta cambiar la psicología del mercado, pero vamos por buen camino. El pequeño inversor es el último en entrar en las recuperaciones y el último en salir en las crisis', explica Adrián Serrano de Norbolsa.

El proceso de agotamiento de la renta fija, el menor atractivo del mercado inmobiliario y las mejoras de las empresas después de tres años de limpieza son otros factores a favor de la Bolsa, según los expertos.

Claves. Puntos a favor y en contra para los intermediarios

Mejoras en Wall Street

Wall Street, siempre un paso por delante que Europa, va camino de romper con tres años de pérdidas. La recuperación de la banca de inversión ha permitido que empresas como JP Morgan obtengan beneficios récord en el tercer trimestre. La renta fija ha sido el motor de estas ganancias. En España, el negocio también se centró en este segmento en detrimento de la Bolsa.

El 'bonus', congelado

Los recortes de costes, unidos a la mejora de las Bolsas, han ayudado a despejar los nubarrones que han ensombrecido Wall Street en los últimos tres años, pero queda camino por recorrer. Un encuesta reciente de la consultora Wall Street Services entre 100 altos cargos del sector muestra que el 58% no esperan un sobresueldo (bonus), referente durante la burbuja tecnológica.

Los fondos se recuperan

La confianza de los inversores aún está lejos de volver a los niveles experimentados a mediados y finales de los noventa, pero empieza a recuperarse. El flujo de dinero hacia los fondos de renta variable lo demuestra. En noviembre estos instrumentos de inversión recibieron 1.605 millones de euros en España, el mayor volumen de aportaciones desde el inicio de la crisis en 2000.

Salidas a Bolsa

El Mercado de OPv sigue convaleciente. En los últimos tres años sólo cinco compañías han debutado en el Bolsa. Antena 3 ha sido la única empresa española que se ha estrenado en el parqué este año y lo hizo a través de la modalidad de listing, es decir, admitió sus acciones a cotización. En 2002 Banesto y Enagás debutaron, mientras que en 2001 sólo lo hicieron Inditex e Iberia.