_
_
_
_
Competencia

El Tribunal de la UE anula una multa de Bruselas a Volkswagen de 30,6 millones

El Tribunal de Primera Instancia de las Comunidades Europeas ha anulado hoy la sanción de 30,6 millones que la Comisión Europea infligió en 2001 a Volskwagen, por presuntos contratos contrarios a la libre competencia que el fabricante de automóviles habría suscrito con sus concesionarios.En su sentencia, el Tribunal considera que Bruselas no ha demostrado la existencia de tal acuerdo, por lo que da la razón a la empresa alemana y anula la sanción. La decisión puede aún ser recurrida.

En septiembre, la corte de las Comunidades Europeas rechazó la apelación de la alemana y confirmó otra multa, ésta récord, por incumplimiento de la normativa europea de competencia. Al parecer, la automovilística obstaculizó la compra de vehículos en Italia por consumidores finales no italianos. La Comisión Europea sancionó la actitud de Volkswagen y de sus filiales Audi y Autogerma SpA por 90 millones.

El primer fabricante de automóviles de Europa ha celebrado la decisión. Un portavoz de Volkswagen dijo que el grupo se encuentra muy satisfecho "de que el Tribunal haya seguido nuestra argumentación". Añadió que la firma hará más declaraciones cuando conozca la sentencia escrita. Por otro lado, el Tribunal de Primera Instancia ha rechazado también el recurso de Audi contra la decisión de la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI) que le impide registrar la marca TDI como comunitaria.

Críticas del ejecutivo

El portavoz de Competencia del Ejecutivo comunitario, Tilman Lüder, advirtió de que el anuncio del Tribunal de la UE es una "mala noticia" para los consumidores europeos y consideró "lamentable" que se siga poniendo en cuestión la culpabilidad de los fabricantes de coches. El citado portavoz consideró "suficiente" los argumentos expresados por la CE para imponer la multa a Volkswagen. "Nosotros hemos dicho que el concesionario que depende del fabricante no puede elegir, que tiene que mantenerse callado y a mí me parece que eso es ya bastante prueba, porque si no va a ser imposible tratar estos casos", advirtió.

Lüder insistió en que si el Tribunal de Luxemburgo exige más pruebas, la CE "no va a poder meterse en estos casos en el futuro", al tiempo que subrayó que los servicios jurídicos estudiarían a partir de ahora la posibilidad de recurrir la sentencia. "Si la CE tiene que probar sistemáticamente cuando un productor ordena un cierto comportamiento como no ofrecer descuentos, la cosa se puede muy difícil. Tenemos una enorme barrera, y ahora tenemos que ver si hay riesgo en nuestra política de defensa del consumidor", manifestó.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_