Exportaciones

La pérdida de competitividad amenaza las exportaciones y el turismo

En contraste con la más que aceptable evolución de la demanda interna, que crece a un ritmo del 3,5% hasta el tercer trimestre, en datos de Contabilidad Nacional, la aportación negativa del sector exterior al PIB se ha intensificado a lo largo de este año, hasta restar 1,1 puntos al crecimiento del PIB y disparar las necesidades de financiación de nuestra economía.

En un contexto internacional donde la recuperación de la economía mundial continúa a paso lento, de forma desigual y con serias incertidumbres en los países punteros de la UE, las exportaciones españolas mantienen un sorprendente dinamismo. Las ventas al exterior crecen a un ritmo del 5,4% y el porcentaje alcanza el 7,2% en el caso de Francia y el 10,3% en el de Alemania, dos países que absorben el 30% de la exportación española.

Esta mejoría está viciada, sin embargo, por el esfuerzo de las empresas para compensar la subida relativa de los precios recortando márgenes y que la última encuesta de coyuntura de la exportación revela que afecta al 40% de los exportadores.

Los intercambios con el exterior se han visto penalizada, además, por la apreciación del euro frente al dólar y la fortaleza del consumo que acelera el avance de la importación con el consiguiente empeoramiento del desequilibrio comercial

Pero, al margen de los factores coyunturales, sobre nuestro sector exterior están influyendo otros factores que amenazan con transformar en estructural este desequilibrio, entre los que la pérdida de competitividad aparece como un elemento distorsionador de primer orden.

Los últimos datos del indicador de competitividad exterior de Economía muestran que nuestras exportaciones acumulan una pérdida de competitividad de cuatro puntos porcentuales en los mercados de la OCDE entre enero y junio. Este empeoramiento es consecuencia, en un 60% de la revalorización del euro, pero el otro 40% corresponde, como reconoce también la Administración comercial, al diferencial de inflación negativo con nuestros principales clientes.

Una pérdida competitiva que se está trasladando también al turismo, y el último informe de la asociación empresarial Exceltur destaca cómo 'la evolución de los precios españoles junto con la apreciación del euro ha provocado una cierta pérdida de competitividad del sector turístico español en comparación con la práctica totalidad de nuestros países competidores de sol y playa del Mediterráneo'.

El resultado, un estancamiento en la entrada de turistas extranjeros hasta octubre (creció sólo el 0,1%) y un aumento del 4,5% en los ingresos turísticos, impulsado por la ligera recuperación del gasto medio por turista en los meses de verano, pero insuficiente para compensar el déficit comercial.

Saldo inversor negativo

Por otra parte, sigue creciendo el déficit, que sí es estructural, de la balanza de rentas, que aumentó el 11,7% en enero-agosto, hasta 8.428 millones de euros.

Este capítulo recoge no sólo un fuerte descenso de los beneficios de las inversiones debido a la crisis en América Latina sino también la caída del 55% en los flujos de inversiones españolas directas en el exterior, con datos del Banco de España.

Las empresas anuncian más déficit, pero anticipan una recuperación de la actividad exportadora

¦bull; Las cámaras de comercio atribuyen la aportación negativa de la demanda externa al PIB al dinamismo de la demanda interna 'que continúa impulsando las compras al exterior' y anticipan una continuidad del déficit comercial por el tirón de las importaciones.

¦bull; CEOE explica también el deterioro del comercio exterior 'por el elevado aumento de las importaciones' y anticipa una mejora en las exportaciones de bienes de capital propiciada por los 'síntomas de recuperación' que apuntan las principales economías mundiales.

¦bull; El Club de Exportadores insiste en la 'fortaleza del consumo interno que dispara las importaciones', pero es 'optimista' respecto al dinamismo de la exportación porque 'las empresas están haciendo un gran esfuerzo y el comercio mundial se está recuperando'.

El turismo no cubre las pérdidas en el comercio y aumenta la necesidad de financiación

150,9%

La necesidad de financiación de la economía española aumentó un 150,9%, hasta 7.286 millones de euros, en enero-julio por el déficit de las balanzas con el exterior (corriente y de capital).

28.438

El déficit comercial acumulado en los ocho primeros meses de 2003 se eleva ya a 28.438,8 millones de euros, que suponen un incremento del 17% respecto al mismo periodo del año pasado.

12.679

La factura energética hasta agosto llega a 12.679,6 millones de euros, con un aumento del 4,2%, casi la mitad que el conjunto de la importación, reflejando la caída de precios del petróleo.

20.291

El superávit de la balanza de ingresos y pagos por turismo alcanza 20.291,5 millones entre enero y agosto, que sólo permite financiar el 87% del déficit en la balanza comercial en estos meses.

-2,8%

La Administración admite una caída del 2,8% en la entrada de turistas extranjeros en los meses centrales del verano, que se elevaría al 6,8% sin el buen comportamiento del mercado inglés.