Guerra comercial

La Casa Blanca señala que Bush aún no ha decidido si levantará los aranceles sobre el acero

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, no tomará hoy la decisión de levantar los polémicos aranceles sobre el acero, tal y como preveían algunos medios de comunicación estadounidenses, según ha informado un portavoz de la Casa Blanca a la agencia Reuters. "El presidente aún no ha tomado una decisión. Seguimos consultando a clientes, consumidores, miembros del Congreso y otros. Seguimos escuchando sus puntos de vista", ha añadido. Sin embargo, el comunicado no ha desmentido a The Washington Post, que ha publicado hoy que dicha decisión será anunciada a lo largo de la semana.

Según recoge hoy este diario, citando fuentes industriales y de la administración, el presidente George W. Bush anunciará esta semana la eliminación de los aranceles establecidos hace 20 meses sobre la importación de acero para evitar una guerra comercial con la Unión Europea y China. La Organización Mundial del Comercio ya autorizó la interposición de sanciones contra EE UU si no corregía su práctica, tachada de colusoria.

La decisión sobre los aranceles no es pacífica. Por un lado, poner fin a las tarifas 16 meses antes de lo previsto podría tener efectos negativos para la carrera de Bush a las elecciones presidenciales del año que viene en los principales estados productores de acero de Ohio, Pensilvania y West Virginia. Por otro, Bush no puede correr el riesgo de que la Unión Europea lleve a cabo sus amenazas de imponer sanciones a los cítricos del estado de Florida, la maquinaria agrícola y otros productos como represalia a los que soportan sus exportaciones de acero.

Según una fuente implicada en las negociaciones, los asesores de la Casa Blanca barajan adoptar algunos pasos para una anulación total que satisfaga a la UE pero concluyen que "es técnicamente posible pero prácticamente imposible", según el Post.