Balance

Las pérdidas obligan a Ahold a emitir 621 millones de nuevos títulos con descuento

Ahold entró en pérdidas en el tercer trimestre, con un resultado neto negativo de 122 millones, frente a los beneficios de 159 millones de igual periodo de 2002, debido principalmente a los malos resultados operativos de todos los segmentos, a la debilidad del dólar, a las desinversiones y al incremento de costes de auditoría y asesoramiento, según la compañía. En los nueve primeros meses, las pérdidas se sitúan en 62 millones.

El grupo, que acaba de enfrentarse a un escándalo por irregularidades contables en su filial estadounidense U.S. Foodservice, alcanzó entre julio y septiembre un resultado operativo de 9 millones, un 98% menos desde los 460 millones de 2002. Los analistas consultados por Bloomberg habían previsto unas ganancias trimestrales de 13,4 millones. Las ventas cayeron a 43.300 millones, un 10,5% respecto de lo que facturó el año pasado.

Plan de recuperación

Dentro del plan de recuperación presentado por Ahold, la sociedad prevé sacar al mercado cerca de 621 millones de acciones comunes a un precio de 4,83 euros por acción, un 42% más baratas de lo que esperaba en un principio, añade la agencia de noticias.

El 9 de noviembre, el presidente del grupo, Andres Möberg, anunciaba la puesta en marcha de un plan estratégico y económico a tres años, destinado a revalorizar sus actividades, así como la emisión de títulos que reportará 3.000 millones al grupo.

La cadena de distribución destinará dichos fondos al pago de la deuda, disparada tras el escándalo financiero destapado en febrero, relacionado con su filial US Foodservice. El descubrimiento de irregularidades contables por varios cientos de millones, especialmente en la contabilidad de las primas, hundió a Ahold en una fuerte crisis y provocó numerosas dimisiones, entre ellas las de los presidentes del grupo y de la división estadounidense.