Autopistas

ENA debe adelantar el pago de bonos en Japón por falta de aval del Estado

Los títulos de renta fija que ahora se han amortizado fueron emitidos por Autopistas del Atlántico (Audasa), filial de la Empresa Nacional de Autopistas (ENA). La emisión en yenes se llevó a cabo en 1996, cuando ENA era todavía una entidad pública, aunque el contrato de venta establecía ya las consecuencias de una posible privatización y de la pérdida del aval del Estado. La adquisición de la sociedad por parte de Sacyr Vallehermoso y la retirada de la garantía pública han forzado el adelanto del pago.

Esta operación resulta, en cualquier caso, positiva para la compañía y negativa para los inversores. Los tipos de interés que operan actualmente en Europa se sitúan por debajo del 3,6% que marca el cupón al que fueron vendidos los títulos de Audasa. La diferencia, por tanto, será lo que se ahorrará la empresa en intereses.

Los bonistas, sin embargo, salen perdiendo. La caída de los tipos de interés en Japón, cuya tasa interbancaria está muy próxima a cero, ha provocado un incremento de los precios de los títulos de renta fija de Audasa y la rentabilidad, que se mueve a la inversa, se ha reducido. Actualmente los títulos se negociaban por el 108% de su valor facial, mientras que la compañía ha pagado a los tenedores únicamente el 100% más los intereses.

A pesar de este saldo desfavorable, han sido los propios acreedores los que han solicitado el pago anticipado. Una de las cláusulas del contrato recogía que, si después de un proceso de privatización los títulos quedaban sin aval del Estado, bastaba con que un bonista pidiera la amortización anticipada para que ésta se hiciera efectiva para todos los inversores, tal y como ha ocurrido.

Desde Sacyr Vallehermoso se explica que esta circunstancia ya estaba prevista y así se reflejó en la estructura del préstamo sindicado de 1.600 millones de euros que hizo posible la compra. De esa cantidad, 1.200 millones se destinaron a financiar la adquisición y el resto, 400 millones, quedó como línea de crédito para las filiales, en donde se incluía la amortización por adelantado de la emisión de bonos en Japón.

Las agencias internacionales, por su parte, permanecen a la espera. Standard & Poor's retiró hace un mes la calificación a ENA por falta de información sobre 'los términos y condiciones' del crédito sindicado, a pesar de las reiteradas peticiones. Moody's mantiene la calificación bajo revisión, pendiente de conocer 'los términos finales de la financiación' de la operación.

Las cifras

150 millones de euros ha desembolsado ENA por la amortización anticipada de la emisión de bonos en Japón.

1.621 millones de euros pagaron Sacyr Vallehermoso y sus socios por la compra de ENA hace un mes.

3,6% es el cupón de los bonos, superior a los tipos actuales en Europa. ENA ahorra intereses con la diferencia.