'Rating'

Standard and Poor's retira la calificación de ENA por falta de información

La agencia de calificación Standard & Poor's (S & P) ha retirado hoy su calificación de crédito corporativo BB+ de largo plazo a la Empresa Nacional de Autopistas (ENA) y el de la deuda señor emitida por sus filiales Autopista Concesionaria Astur Leonesa (Aucalsa), Autopistas de Navarra (Audensa) y Autopistas del Atlántico Concesionaria Española (Audasa) y garantizada por ENA. S&P argumenta que no se le ha facilitado la información necesaria para fundamentar su rating.

La firma argumenta que ha solicitado "infructuosamente y en múltiples ocasiones" tanto a ENA como a su propietaria, la constructora Sacyr-Vallehermoso (sin rating), la información necesaria para poder asignar una calificación exacta y puntual a la empresa. S&P indica que los términos y condiciones del préstamo sindicado que Sacyr-Vallehermoso está negociando por valor de 1.200 millones para financiar el pago de su privatización, "son de importancia crucial para determinar con exactitud el rating de ENA y podrían resultar en una bajada o subida del rating.

"Nuestras repetidas peticiones para conocer los términos y condiciones financieras básicas de esta transacción -en conocimiento del grupo de bancos del sindicato- no han sido contestadas, por lo que Standard & Poor s, de acuerdo con su política, no tiene otra opción que retirar el rating", argumenta. Asimismo, señala que aunque el 30 de octubre de 2003 pudiera existir información completa sobre la transacción, esta fecha sería "demasiado tarde", ya que la fecha de cierre de la transacción ya podría haber tenido lugar.

SACYR 2,11 0,09%

En un comunicado, ENA rechaza los argumentos de S&P y asegura que ha remitido a la agencia de calificación toda la información que estaba disponible.

El 26 de junio, cuando finalizó el proceso de oferta para la privatización de ENA, Standard &Poor s bajó la calificación de crédito corporativo de ENA de AA+ a BB+ con perspectiva de rating positiva, en base a la nueva estructura de accionistas, los niveles de deuda esperados y las mejoras estructurales esperadas para el blindaje de los cash flows de ENA con respecto a los vehículos financieros adquirentes.

La decisión de S&P motovó que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), suspendiera durante algo más de dos horas la negociación de las emisiones de Aucalsa, Audensa y Audasa, filiales de ENA.