Cada día un análisis

Fondos globales y futuro de la inversión

Los fondos de renta variable global invierten en Bolsa de diferentes países sin distinción y tienen, por tanto, una libertad de movimientos bastante elevada dentro de lo que es su vocación inversora. En los casi once meses transcurridos de 2003 su rentabilidad media ponderada ha sido de 7,02%, aunque la dispersión de rentabilidades ha sido muy amplia: desde el casi 36% del fondo CAM Global hasta el -5,83% del Afina Estratégico.

En los plazos de tres y cinco años son el mismo fondo de CAM y uno de Bestinver, Bestinver Internacional, respectivamente, los únicos que consiguen mantener bien el tipo. En tres años sólo ellos han hecho prosperar la inversión simbólica de 1.000 euros de nuestro cuadro. La perspectiva de rentabilidad para este tipo de fondos es buena en el corto plazo, a pesar de los riesgos geopolíticos que se ciernen sobre el presente y el futuro más próximo, y de los diversos escándalos que están afectando a empresas norteamericanas dedicadas a los servicios financieros.

Parece como si los mercados hubiesen decidido, por ahora, ignorar los escándalos (al contrario de lo que hicieron el año pasado), y los atentados recientes apenas están afectando a las cotizaciones. En el medio plazo, el horizonte se oscurece, no sólo por la perspectiva de que los tipos de interés puedan empezar a subir sino porque las tensiones comerciales provoquen ajustes poco deseables.