Refugio

El oscuro panorama internacional acerca la onza de oro a los 400 dólares

El mayor refugio de los inversores en tiempo de crisis, como la que hoy se vive en el panorama internacional, con nuevas explosiones en Irak y Turquía han devuelvo al oro al entorno de máximos en los últimos siete años y medio.

La onza del metal precioso, que cotiza en dólares, aprovecha los niveles mínimos de la divisa frente a la moneda única para rondar los 400 dólares, por segunda jornada consecutiva.

El debilitamiento del billete verde y una situación geopolítica hecha jirones han succionado el dinero que los inversores prefieren resguardar bajo un escudo dorado. Los futuros de oro, que habían descendido moderadamente en las últimas horas, retoman las alzas en Nueva York hasta los 396,100 dólares y se aproximan a su mejor nivel desde marzo de 1996.

En septiembre, su precio se revalorizó extraordinariamente después de la decisión sorpresa de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de reducir sus cuotas de producción.