Ola de atentados

Al menos 26 muertos y 450 heridos en dos explosiones en el centro de Estambul

El caos ha vuelto esta mañana a Estambul. Dos explosiones dirigidas contra intereses británicos han terminado con la vida de, al menos, 26 personas y han herido a más de 450. Uno de los fallecidos es el cónsul general británico, Roger Short. Testigos presenciales aseguran que los terroristas han utilizado dos furgonetas para perpetrar los ataques. En un primer momento, la televisión indicaba una tercera deflagración en un barrio residencial de la ciudad que no ha sido confirmada.

Una llamada a la agencia de noticias Anatolia ha reivindicado los atentados en nombre de Al Qaeda y el Frente de Combatientes Islámicos del Gran Oriente. Se trata del mismo grupo que se declaró autor de los atentados contra dos sinagogas el pasado domingo que causaron 25 muertos y 300 heridos, pero entonces las autoridades no dieron credibilidad a la llamada.

La primera de las explosiones registradas hoy en Estambul ha destruido parcialmente la sede del banco HSBC en Turquía, según informa la cadena de televisión CNN Turk. Fuentes sanitarias turcas señalan que hay al menos dos muertos y muchos heridos. Un portavoz de la entidad británica, la segunda mayor del mundo, ha reconocido que hay varias bajas entre sus trabajadores aunque desconoce la cifra exacta.

La imágenes de televisión muestran a hombres y mujeres llorando en la calle, curándose las heridas, y cuerpos despedazados a la puerta del edificio del HSBC. Un guardia de seguridad asegura que al menos tres personas han fallecido en la explosión.

Consulado británico

Pocos minutos después se ha registrado una segunda deflagración las proximidades del Consulado británico, que también ha quedado seriamente afectado, según la misma fuente. Un portavoz oficial ha cifrado en 14 los fallecidos a consecuencia de esta explosión.

El gobernador de Estambul, Muammer Guler, ha comunicado que el cónsul general británico, Roger Short, se encuentra desaparecido, "probablemente bajo los cascotes". Un portavoz de la legación diplomática ha confirmado su fallecimiento.

Las cadenas de televisión señalan también que se ha registrado otra explosión más en el lado asiático de la ciudad, posiblemente en una zona residencial. Sin embargo, el Gobierno turco sólo ha confirmado las dos primeras.

El ministro de Exteriores británico ha condenado esta ¢tremenda acción terrorista¢ que ¢lleva el sello de las operaciones de terrorismo internacional de Al Qaeda y sus organizaciones asociadas¢. El canciller confirma que su Gobierno trabaja en la localización de tres o cuatro ciudadanos británicos desaparecidos tras las deflagraciones.

El ministro del Interior de Turquía, Abdulkadir Aksu, ha vinculado esta acción terrorista a los atentados del pasado sábado en el que murieron 23 personas y más de 300 resultaron heridas.