Divisas

El euro continúa imparable frente al dólar y se encamina hacia nuevos máximos

La moneda única volvía hoy a encaminarse a máximos, tras conocer el mercado el anuncio de cuatro explosiones en Estambul en el que han muerto 25 personas y, por ahora, se cuentan casi cuatrocientos heridos. Además, como resultado de esta deflagración ha sido parcialmente destruida la sede del banco HSBC en Turquía.

Así el euro subía en el mercado de Francfort y se cambiaba a las 17.00 (hora española) a 1,191 dólares, tras alcanzar ayer un nuevo máximo histórico de 1,1978 dólares. El BCE fijaba hoy en 1,1909 dólares su cotización.

Imparable revalorización

La Comisión Europea ha manifestado su preocupación por la imparable subida que la moneda única experimenta estos días, mientras el portavoz del comisario europeo de asuntos económicos y monetarios, Pedro Solbes, considera que se trata de un reflejo de los datos económicos fundamentales del área. Y la coyuntura, efectivamente, mejora. Esta mañana, el instituto estadístico galo confirmaba un repunte del PIB francés del 0,4% en el tercer trimestre, desde el -0,3% de los tres meses anteriores.

En una tribuna en Cinco Días, el presidente del Bundesbank, Ernst Welteke, desarrolla cómo el actual tipo de cambio de la divisa no frenará una recuperación económica que pronto "cogerá velocidad". Sin embargo, el presidente de la Asociación federal de la industria germana, Michael Rogowski, recordó ayer que las alzas suponen una "carga para los beneficios de las empresas germanas", ya que reducen sus exportaciones. Y el ministro de Finanzas francés, Francis Mer, advirtió por su parte de que sí existen riesgos, sobre todo si el euro supera por mucho tiempo la cota de los 1,20.

El dólar está debilitado por la caída de las inversiones de esta moneda ante el descenso de la inversión extranjera en EEUU. El flujo de capital extranjero a este país bajó en septiembre hasta los 3.518 millones, frente a los 41.897 millones, el valor más bajo desde septiembre de 1998.

A ello se suma un complicado panorama geopolítico, con el recrudecimiento de la situación en Oriente Próximo e Irak, donde otra vez hoy se han producido mortíferos ataques contra contra EE UU y el poder provisional de Bremer. En la capital de Turquía, se producían hacia las 10.00 (hora española) dos explosiones: una ha destruido parte de la sede del HSBC y la otra se ha dirigido contra el Consulado británico en Estambul.

En el capítulo comercial, la batalla que Washington ha iniciado contra las importaciones de tres tipos de productos textiles chinos, a los que prevé imponer aranceles, promete arduas negociaciones. Desde Pekín, la medida ha sido tajantemente rechazada y su portavoz de Comercio amenaza con recurrir la medida proteccionista estadounidense ante la OMC.