Estadística

La afluencia de turistas se estanca pese al incremento de viajeros alemanes

A pesar de que el turismo sólo ha crecido una décima en lo que va de año, esecretario de Estado de Comercio y Turismo, Francisco Utrera, España está sorteando razonablemente bien la situación de desaceleración en las decisiones vacacionales" que existe a nivel internacional.

El responsable de Turismo es optimista y cree que el año 2003 se cerrará con una nueva cifra récord de turistas, y asegura que las nuevas amenazas de atentados de Al Qaeda no afectarán al turismo español. No obstante, lanzó una advertencia al sector para que no aumenten los precios, porque otros destinos competidores podrían ganar en atractivo. Insistió, eso sí, tanto en la importancia de la calidad, como en el esfuerzo "de contención de precios".

Más por avión, menos en coche

Por vías de acceso, la llegada de turistas por avión creció un 5,7% hasta octubre, con 32,8 millones de personas, mientras que llegaron por carretera un 13,1% menos, 11 millones, por caída que se explica sobre todo por el fuerte y atípico aumento de 2002, especialmente de viajeros franceses.

Cataluña fue el destino preferido, gracias a la elección de 10,6 millones de personas, dos décimas menos que en 2002. Canarias arañó una décima y atrajo a ocho millones, mientras el turismo creció en Andalucía un 1,4%, hasta 6,8 millones. En cuanto al turismo balear, Utrera aseguró que su descenso es menor que en 2002 y se revirtió con un crecimiento del 2,5% en octubre, gracias a la subida del 1,3% de los británicos que quisieron trasladarse a esas islas.

De Reino Unido procede el mayor número de visitantes en España, concretamente 14,4 millones en lo que va de año, un 10,1% más este año. Y como dato relevante, destaca el crecimiento el mes anterior del turismo germano (4,4% más), que ha contribuido a ralentizar el descenso acumulado al 3,8%, frente a la caída del 6,1% de 2002. En opinión de Utrera, la subida de la cifra de turistas alemanes en octubre podría indicar "una clara recuperación del mercado alemán". Por último, un 5,3% de franceses dejó de venir a España en octubre y un 4,3% menos lo hizo en todo el año. De nuevo, Utrera se consuela con que 2002 fue excepcional para el turismo procedente del país vecino.