Turismo

El excedente del turismo financió el 87% del déficit comercial hasta agosto

Lejos quedan ya los años centrales de la década de los noventa, cuando el superávit turístico permitía financiar, con excedente incluso, el tradicional desequilibrio de nuestra balanza comercial.

Hoy, el beneficio derivado de los ingresos y pagos por turismo apenas permite cubrir el 86,8% de las pérdidas por intercambios comerciales con el exterior, tal y como reflejan los datos acumulados de la cuenta corriente del Banco de España para el periodo enero-agosto.

Una tasa de cobertura del turismo y viajes sobre el comercio que supone un evidente retroceso con respecto a los mismos meses de 2002, cuando se situó en el 98,3%, casi 12 puntos superior a la actual. La desaceleración de los ingresos por turismo, aunque en agosto apuntan ya una recuperación, y el nuevo repunte del déficit comercial por el tirón de las importaciones son las causas que explican este empeoramiento

Las cifras avanzadas el pasado viernes por el banco emisor elevan el déficit comercial de los ocho primeros meses de 2003 a 23.359,8 millones de euros, un 19,2% más que en el mismo periodo del año pasado, con un aumento interanual del 5,6% en las exportaciones, hasta 91.587.8 millones, frente a unas importaciones por valor de 114,947,6 millones, que suponen un 8,1% más que en enero-agosto de 2002.

Mientras, la rúbrica correspondiente a turismo y viajes acumula en los mismos meses unos ingresos de 24.926,8 millones de euros, con un crecimiento interanual del 4,5%, frente a unos pagos de 4.635,3 millones y un aumento mínimo del 1%.

Con estas variables el saldo de la balanza turística hasta agosto arroja un superávit de 20.291,5 millones de euros, un 5,3% más que en los ocho primeros meses del ejercicio precedente, pero que dejan sin tapar algo más de 3.000 millones del agujero comercial.

En agosto el Banco de España destaca la 'evolución favorable' del saldo de servicios posibilitado por el aumento del 8,5% en el superávit turístico, hasta 3.589,6 millones de euros, y que permitió contrarrestar el 'notable descenso' del saldo positivo en el resto de servicios, por un lado, y financiar, por otro, los 3.407 millones a que llegó el desequilibrio comercial del mes.